Glosario de términos

Claxon

El claxon o bocina está formada por una pera de goma unida a una trompeta y al presionarla produce un fuerte sonido. El claxon ha evolucionado con el paso del tiempo a una versión más pequeña y práctica. En la actualidad, se encuentra en el interior del volante del coche y basta con presionar para que emita un pitido.

La función principal del claxon es la de alertar de un peligro a otros conductores o usuarios de la calle, avisar de un posible accidente. Se ha convertido en un elemento de seguridad del coche.

Cuándo usar el claxon

Los casos en los que está permitido por ley el uso del claxon es en las siguientes situaciones:

  • Para evitar un posible accidente.
  • Para avisar de nuestra posición a otro vehículo que intenta incorporarse a la calzada, sobre todo marcha atrás, para que sepa que estamos ahí.
  • En caso de urgencia, cuando circulamos como vehículo prioritario en emergencia, es necesario tocar el claxon y encender las luces de emergencia.
  • Para avisar de un adelantamiento a otro conductor, siempre que éste no haya indicado que también va a adelantar.

Sin embargo, a veces se hace un uso indebido del claxon que puede llevar a sanciones por incumplir la normativa establecida. Cuando se utilizan señales acústicas sin un motivo reglamentariamente permitido, se hace uso de la bocina cuando está prohibido por la señal R-310 o cuando se circula como vehículo prioritario sin serlo, puede acarrear una multa por utilizar el claxon de forma incorrecta.

Tipos de claxon

Existen diferentes tipos de claxon, su principal diferencia radica en su potencia que se mide en decibelios. Pueden ser de aire, la más común, musicales y también se puede considerar como un tipo de claxon el avisador de marcha atrás.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h