Glosario de términos

Luces de conducción diurna – LCD

Las LCD o luces de conducción diurna, también denominadas DRL (del inglés Daylight Running Lamps) están ubicadas en la parte frontal del vehículo y sirven para mejorar la visibilidad del vehículo para los otros usuarios durante el día. Esto contribuye significativamente en la reducción de accidentes de tráfico. 

Desde febrero de 2011 es obligatoria su implementación en todos los vehículos fabricados en la Unión Europea, y desde agosto de 2012 también lo es para todos los autobuses y camiones de nueva fabricación. 

Se componen de dos proyectores que utilizan lámparas halógenas o tecnología led. Su ubicación exacta en la parte delantera de los vehículos varía de un fabricante a otro y se pueden situar tanto en los grupos ópticos del resto de la iluminación frontal como en la parte inferior del paragolpes. Su instalación debe cumplir con la normativa ECE R48 y las luces con la ECE R87.

Uso adecuado de las luces de conducción diurna

En muchos países el uso de luces sólo es obligatorio durante la noche. Sin embargo, las LCD se han concebido para mantenerse encendidas también durante el día. Al activarse de forma automática al encender el motor, no tendremos que preocuparnos demasiado de ellas. Sin embargo, es importante saber que su poder de iluminación es muy débil, por lo que bajo ningún concepto sustituyen a las luces de cruce en caso de condiciones de baja visibilidad. Su único objetivo es hacer que seamos vistos por los demás automóviles, no ayudan al conductor a ver la carretera. 

Además, al atravesar túneles durante el día, también deberemos encender las luces de cruce, ya que el alumbrado posterior permanece apagado, mermando nuestra visibilidad para el resto de conductores que nos preceden. 

Las LCD consumen entre el 25 y el 30% de la energía que se emplea para alimentar las luces convencionales, un consumo bastante comedido.

Instalación de LCD en el vehículo

Si tu vehículo no dispone de luces de conducción diurnas de serie, se le pueden instalar. Además de tener que cumplir con las normativas mencionadas anteriormente (la ECE R48 y la ECE R87), estas deben ser instaladas en un taller homologado, y que el mismo emita el correspondiente certificado. 

Tras su instalación, las luces de conducción diurna se deben encender automáticamente al arrancar el motor y apagar de forma automática cuando se enciendan las luces de posición y cruce. Los coches que ya las tengan instaladas de serie tienen esta función implementada, o en algunos casos, las luces funcionan simultáneamente como luces de conducción diurna y de posición. 

Esta modificación se considera una reforma importante en el vehículo, por lo que para poder circular legalmente con ellas por la vía pública habría que pasar la ITV de reforma, que compruebe su buen funcionamiento y las incluya en la ficha técnica del vehículo.  

Al tratarse de una reforma de importancia en el vehículo hay que pasar la consiguiente ITV de reforma que comprobará el buen funcionamiento y las incluirá en la ficha técnica del vehículo para que podamos circular legalmente con ellas por la vía pública.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h