GLosario de términos

SRI – Sistema de Retención Infantil

El SRI o Sistema de Retención Infantil es el sistema de seguridad vial infantil, integrado por las sillas y asientos especiales para niños menores de 12 años.

Los asientos de los coches, dadas sus dimensiones, están pensados para la seguridad vial de adultos, por lo que para asegurar la seguridad de los niños, se requiere utilizar sistemas especiales de retención infantil. El SRI es de fácil instalación y tiene una efectividad de hasta el 80% en la prevención de lesiones graves o mortales en caso de accidente.

¿Cómo elegir el mejor SRI?

Existen algunos parámetros para conocer cuál es el SRI ideal para la seguridad vial de tu hijo. El peso del niño es el factor más importante, debido a que determina la resistencia del asiento infantil. La normativa R44/047 clasifica los asientos según los siguientes grupos:

  • Grupo 0: peso hasta los 10 kg. Edad aproximada: hasta los 9 meses.
  • Grupo 0+: peso hasta los 13 kg. Edad aproximada: 15 meses.
  • Grupo I: hasta los 18 kg. La edad aproximada es desde los 8 meses hasta los 4 años.
  • Grupo II: peso de 15 a 25 kg. Edades comprendidas entre 3 y 7 años.
  • Grupo III: pesos desde los 22 hasta los 36 kg. Edades comprendidas entre los 6 hasta los 12 años.

Otras orientaciones para elegir el SRI

  • El peso del niño es determinante para elegir el mejor sistema de retención infantil; no lo es tanto la edad, que solo es un factor orientativo. A continuación, otros indicios para elegir el asiento según el peso del niño:
  • Para los grupos 0 y O+: las sillas para bebés, cestas o cucos son los asientos más habituales para este grupo. Se instalan en el asiento trasero en posición transversal. El grupo I incluye a niños de hasta los 4 años, por lo que se recomienda la silla de coche para niños i-Size hasta los 105 cm. Su instalación debe hacerse en los asientos traseros.
  • Para el grupo II: el SRI correspondiente será una silla para coche i- Size mayor de 100 cm. Este asiento tiene la característica de incorporar un respaldo y un elevador compatible con con el cinturón de seguridad del coche. Se recomienda su instalación en el asiento central trasero del vehículo. 
  • Para el Grupo III: sólo será necesario utilizar un elevador o un elevador con respaldo que le permita ajustar el cinturón de seguridad del coche al sistema de retención. Aunque parezca que el niño ya tiene la altura suficiente para viajar sin el S.R.I., es importante verificar si su anatomía se ajusta al cinturón de seguridad. La banda horizontal ha de reposar sobre la pelvis y la banda diagonal parte entre la zona media del esternón y la clavícula.

¿Por qué es importante utilizar el SRI?

La Dirección General de Tráfico sanciona a todos los conductores que viajen con niños con altura igual o inferior a los 135 cm sin un sistema de retención acorde a su peso. Las sanciones consideran incluso la inmovilización del coche.

El mismo organismo afirma que el SRI reduce las muertes de los niños en un 75% por accidentes de tráfico y en un 90% las lesiones moderadas o graves.