Glosario de términos

Sistemas de retención y anclaje de mascotas

La seguridad de las mascotas cuando viajan en el coche es algo fundamental. El RACE ha llevado a cabo numerosos crash-test en los que ha simulado una colisión frontal a 50 km/hora. La mejor forma de transportar a tu mascota, según la DGT y el RACE, es un trasportín en el suelo del vehículo. Si la mascota es grande, lo mejor es colocar el transportín en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. En cualquier caso, es adecuado utilizar un sistema de sujeción homologado. 

Dependiendo de la talla o el peso de tu mascota, se pueden elegir diferentes sistemas de retención y anclaje para mascotas. Es conveniente decantarse por aquellos que han demostrado su eficacia en pruebas de impacto y que estén homologados mediante normas europeas, como por ejemplo la ECE R17, que versa sobre la resistencia de los asientos, o la DIN 75410-2, que habla sobre la sujeción de la carga en los vehículos. 

  • Arnés: se utilizan normalmente con perros ya que sujetan a las mascotas mediante el cinturón de seguridad o los dispositivos Isofix. Suelen llevar un cinturón de unión que es compatible con todos los puntos de desenganche para facilitar la colocación de la correa. El material de los arneses suele ser nylon suave y resistente. Además, las correas que tocan el pecho de la mascota están rellenas de espuma para proteger al perro en caso de retroceso por desplazamiento como, por ejemplo, una frenada intensa. Por tal motivo, hay que tener en cuenta la longitud del cinturón de seguridad del asiento y evitar los correajes que se enganchan al collar del perro, ya que no retienen al animal y puede suponer un riesgo para los pasajeros. 
  • Rejilla divisoria: para utilizar el espacio del maletero mientras se ofrece protección a los ocupantes. Las rejas o rejillas divisorias suelen utilizarse en vehículos con portón trasero o familiares y suelen emplearse para animales de gran tamaño. Esta división puede adaptarse fácilmente al vehículo ya que se ajusta con fijaciones desde el suelo hasta el techo y puede ser quitada en cualquier momento y, al mismo tiempo, dar mayor utilidad al espacio del maletero. 
  • Transportín: esta forma de transportar a la mascota en el coche es uno de los métodos más seguros. Si viajas con gatos o perros de tamaño pequeño, los transportines se deben colocar dentro del habitáculo, concretamente en el suelo de detrás de los asientos delanteros. Se recomienda no colocar un transportín sobre el asiento sujeto por un cinturón de seguridad, ya que está demostrado mediante pruebas realizadas que la caja se rompe y la mascota sale despedida a través de la pared del transportín en el momento del impacto. 

Cuando el Reglamento General de Circulación habla de las obligaciones del conductor, recuerda sobre el transporte de animales y establece que:

“el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”. 

Incumplir esta norma puede conllevar una sanción de hasta 80 euros.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h