Glosario de términos

Sistema anticolisión frontal

El sistema anticolisión frontal es un asistente de ayuda a la conducción personalizado y preventivo que disminuye el riesgo de colisión. Esta tecnología es capaz de advertir o activar de forma automática un sistema de frenada de emergencia. Es importante mencionar que este sistema puede funcionar de dos formas; una trata de impedir un choque contra un obstáculo mientras que la otra disminuye la velocidad para que el impacto sea menor. 

El sistema anticolisión frontal funciona generalmente con sensores que registran las distancias, ángulos de giro, aceleración, ángulo del volante y posición del pedal. Luego, la centralita del coche deduce si existe algún riesgo, como un movimiento inesperado y descontrolado por parte del conductor. El conductor debe conocer muy bien el funcionamiento del sistema anticolisión frontal, debido a que en muchas ocasiones avisa al conductor cuando ya hay muy poca separación con el vehículo que se tiene enfrente y podría ser tarde para aplicar la reducción de velocidad y frenar. 

Funcionamiento del sistema de anticolisión frontal

El primer paso del funcionamiento del sistema de anticolisión frontal pasa por examinar la distancia entre el coche y otros vehículos u obstáculos que van apareciendo en su camino. Lo hace a través de cámaras o sensores instalados en la carrocería. Posteriormente, registra la diferencia de velocidad que se tiene con otros coches, para finalmente activar el sistema de anticolisión frontal. Aunque el sistema esté activado, el conductor podrá frenar cuando quiera. 

En el año 2003 aparecían en Alemania los primeros prototipos con sistemas de anticolisión frontal pero no fue hasta 2011 cuando se empezaron a homologar en la Unión Europea. Marcas como Bosch hacen posible que estos sistemas reduzcan los accidentes de tráfico. 

Ventajas e inconvenientes del sistema anticolisión frontal

Estudios científicos respaldan la tesis de que el sistema anticolisión frontal podría evitar más de un 70% de los accidentes viales. 

  • Este sistema frena automáticamente en caso de distracción.
  • Según Bosch, más del 72% de los golpes se podrían haber evitado con un sistema anticolisión frontal. 
  • El sistema es capaz de evaluar la distancia del objeto y se activa según el nivel de peligro que detecta. 
  • Siempre prevalecerá la actuación humana
  • No evitarán al 100% una colisión
  • El sistema se debe revisar cada cierto tiempo

En el mercado existen numerosos modelos que ya equipan esta tecnología. Algunos de ellos son el Nissan Juke que incluye un sistema de detección de peatones, ciclistas, señales de tráfico e incluso control inteligente de cambio de carril. Otro modelo destacable es el Toyota RAV4 que cuenta con una cámara frontal y un radar para detectar objetos. El Mazda 6 por su parte cuenta con sensores que supervisan la velocidad y el Mercedes-Benz Clase C que equipa un sistema anticolisión frontal que puede impedir el impacto por alcance o con peatones que cruzan de forma imprevista. Utiliza sensores de radar y una cámara estereoscópica para registrar y analizar, de forma permanente, la situación del tráfico. Seat o Ford también incorporan tecnología de este tipo. 

Es importante destacar que el objetivo de la industria de la automoción es lograr que cada vez más personas puedan tener acceso a coches con esta tecnología. De lo contrario, crece la posibilidad de que no disminuyan las cifras que indican que 90% de los accidentes de tránsito son generados por el error humano.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h