Glosario de términos

Triángulo de la suspensión

Cuando el brazo de la suspensión está compuesto por tres uniones articuladas y tiene forma triangular se le denomina triángulo de la suspensión. Las suspensiones delanteras van configuradas con fijación en dos puntos al bastidor y uno del cubo a la rueda. También existe el triángulo invertido, cuando un punto une al bastidor y dos al cubo.

  • Por una parte, esta pieza une el chasis a la rueda a través de un silentblock y de una rótula en los extremos respectivos. 
  • Por otra parte, cumple la función de mantener la alineación de la rueda, requiriendo auxilio de otro elemento para compensar las exigencias longitudinales.

Es un componente clave para garantizar el control del vehículo por parte del conductor, al relacionarse con la dirección y la estabilidad.

Estructura del triángulo de suspensión

El triángulo de suspensión es una pieza de chapa de estampación, de fundición o de aleación ligera. En el caso de los coches de competición emplea piezas tubulares para ganar en términos de ligereza. El avance del diseño del triángulo ha desplazado la estructura clásica y rígida por una estructura articulada.

Esta construcción más moderna articula un elemento transversal y un tirante longitudinal. Con esta configuración los componentes responden a requerimientos simples de compresión o de tracción. Por otro lado, distribuye el trabajo mecánico en el bastidor.

Señales de desgaste del triángulo de suspensión

El mal funcionamiento del triángulo de suspensión, generalmente por un impacto o por desgaste, produce pérdida de control del coche. En tal sentido hay que estar atentos para identificar algunas señales que alertan sobre el deterioro de esta pieza tan importante.

Cuando el coche tiende a tirar hacia un lado al frenar y hacia el otro al acelerar, entonces hay sospecha de desgaste del silentblock. Cabe destacar que esta pieza del silentblock tiende a dañarse con mayor frecuencia del lado derecho del automóvil.

Cuando se escuchan ruidos de golpes al pasar por encima de obstáculos o desniveles en la vía, son señales del desgaste de la rótula.

En el caso de que el brazo esté roto, el automóvil queda inmovilizado. Tanto si se trata de desgaste como de rotura o torcimiento, debe cambiarse el triángulo de suspensión. La verificación definitiva sobre el estado de la pieza se realiza en el taller, donde el coche es suspendido en el elevador. Sin retirar las ruedas, el personal cualificado del taller verificará el estado de las gomas del silentblock y de las protecciones de la rótula y realizará un examen para determinar posibles daños en la rótula o en el rodamiento.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h