Glosario de términos

Valor a nuevo, valor venal y valor venal mejorado

En función de la antigüedad, el tipo de modelo, la potencia y otros factores, los automóviles tienen tres tipos de valores: valor de nuevo, valor venal y valor venal mejorado. En caso de siniestro, hay que tener en cuenta todas las posibilidades que dan las compañías, ya que como denominador común, la indemnización se calculará en función de la póliza y la antigüedad del vehículo. 

Valor de nuevo

El valor de nuevo es el valor de mercado del bien asegurado sin uso previo. La compañía aseguradora indemnizará por el valor de un coche nuevo, con las mismas características e incluidos todos los impuestos del coche; es decir, el IVA y el impuesto de matriculación. 

Además, también se incluirán los accesorios extra, siempre y cuando estén declarados en la póliza, o bien, la compañía los cubra sin sobreprima. Deben existir dos opciones: que la compañía compre el coche y el asegurado vaya al concesionario a recogerlo, o bien coger el dinero. 

Valor Venal

Es el valor que tiene el coche en caso de venderlo en el momento del siniestro, con las mismas características y con su antigüedad en años, sin importar los kilómetros que tenga, o si el coche está más o menos cuidado. También incluye los accesorios extra si estos estaban descritos tácitamente en la póliza. 

Valor Venal Mejorado

Se parte del mismo concepto de valor venal, con la diferencia de que se mejora algo la indemnización. Algunas compañías incrementan el valor venal en un tanto por ciento, otras aplican realmente el valor de compra y otras utilizan otras fórmulas. Todo esto lo podrás consultar en las Condiciones Generales de tu póliza de seguros. 

Valor de Mercado o Valor de Reposición

Este último tipo de valor es el que tiene el coche en caso de comprarlo en el momento del siniestro, con las mismas características y con su antigüedad en años. No importan los kilómetros que tenga, o si el coche está más o menos cuidado. Es importante destacar que, en casi todas las compañías, la fecha desde la que se considera la antigüedad del vehículo es la de la primera matriculación, es decir, desde el mismo día en que se hizo la gestión en la oficina de Tráfico. Si el coche es nuevo, o tiene pocos años, es muy aconsejable asegurarlo como coche nuevo ya que de esta forma se garantiza el valor de nuevo si le ocurre algo al coche. Si el vehículo tiene ya cierta edad, no sirve de nada contratarlo en la póliza como valor de nuevo. Las compañías tendrán en cuenta el valor venal o valor venal mejorado.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h