Eva / 28 mayo 2020

Formas de sentarse que pueden ser mortales en caso de accidente

La comodidad es el aspecto más importante a la hora de viajar el coche. Sin embargo, comodidad no es sinónimo de incumplir las normas de seguridad. De allí que la normativa legal haga tanto énfasis en cuidar las regulaciones, tales como el uso de cinturón de seguridad o la prohibición de ir con los pies sobre el salpicadero.

El desplazamiento de un vehículo a cierta velocidad es similar al de un proyectil y, en tal sentido, cualquier frenazo inesperado tiene consecuencias sobre las personas y los objetos dentro de la cabina. Sentarse con posturas inadecuadas o llevar la carga suelta dentro del coche, puede producir severas lesiones permanentes o inclusive llevar a la muerte.

No resultaría descabellado preguntarse si los sistema de seguridad, tales como los cinturones o los airbags, son suficiente protección en caso de un frenazo como el que se produce durante un accidente.

Crash tests: un ensayo revelador

Lejos de las suposiciones la empresa Goodyear, con sede de Cidaut, Valladolid, y el Real Automóvil Club de España (RACE) realizaron una prueba de impacto (crash tests) para evaluar las consecuencias de un choque en condiciones regulares de viaje. El resultado fue divulgado en las redes por medio de un vídeo, donde se puede apreciar los efectos de prácticas y posturas inadecuadas dentro de los vehículos en circulación.

En el ensayo se reprodujeron las condiciones comunes que tienen lugar dentro de los coches cuando circulan por carretera. Esta disposición de pasajeros y objetos obedeció a una encuesta previa, donde se analizaron las conductas más habituales de los pasajeros durante trayectos largos.

Las posturas analizadas fueron las del conductor con el cinturón bastante holgado y muy cerca del volante, el copiloto con el asiento recostado y con los pies sobre el salpicadero, el pasajero trasero izquierdo de lo más despreocupado sin el cinturón de seguridad abrochado, y el otro pasajero llevando un bebé en brazos.

Los resultados hablan por sí solos

Tal como queda demostrado en las imágenes y en las conclusiones del ensayo de colisión, los efectos resultan contundentes. Llamó la atención que incluso a una velocidad relativamente baja de 56 km/h se pueden recibir lesiones muy graves, si se viaja sentado en una postura incorrecta.

En un impacto frontal a esta velocidad se comprobó que el ocupante trasero se proyecta contra el asiento delantero como una fuerza de 3,5 toneladas métricas, además de que las aceleraciones de cuello y cabeza superan los niveles máximos, con las consabidas consecuencias. El conductor, quien iba a 20 centímetros del volante, impacta contra este con la fuerza acumulada del aplastamiento. 

La aparente comodidad del copiloto se traduce en una compresión del tórax superior al doble del límite tolerable por cualquier ser humano, lo que le ocasionaría la muerte. Por otra parte, la cabeza golpearía contra las piernas, y estas, apoyadas sobre el salpicadero, romperían la luna delantera, causando daños severos. Cuando se llega a la fase de rebote, el cuarto pasajero ‘vuela’ por la cabina, golpeándose contra el techo e impactando sobre el bebé.

Otro detalle que vale la pena señalar, ya que resulta de uso muy común, es el de los objetos sueltos dentro del coche, tales como pelotas, paraguas o peluches. En esta prueba de crash tests, estos objetos se transformaron en verdaderos proyectiles disparados contra los pasajeros del vehículo.

Una evidencia incuestionable

Si os parece que estas pruebas de laboratorio tienen un componente dramático algo exagerado, aquí va otra prueba muy convincente. Recientemente, en el primer trimestre del 2020, el agente de policía Ian Price de Dyfed-Powys, Gales, compartió en su cuenta de Twitter una imagen que se ha hecho viral, la radiografía de la pelvis de un copiloto totalmente destrozada, efecto de un choque del vehículo. El pasajero viajaba con los pies apoyados sobre el salpicadero del coche. 

La imagen tomada del servicio de ambulancias se difundió para alertar sobre el grave peligro que conlleva asumir posturas inadecuadas dentro del coche. El tweet habla por sí solo: «Aquí hay una radiografía de horribles lesiones sufridas en un pasajero del asiento delantero que tenía los pies en el salpicadero en el momento de una colisión».

Recomendaciones a tener en cuenta

RACE y Goodyear han establecido unas recomendaciones que bien pueden salvar vidas y evitar lesiones graves en caso de accidentes:

  • Llevar siempre puesto de cinturón de seguridad.
  • Mantener el respaldo del asiento en posición vertical.
  • Jamás apoyar los pies sobre el salpicadero.
  • Que el conductor guarde una distancia mínima de unos 30 centímetros del volante.

Vale la pena además recordar otros consejos adicionales que ya están difundidos por la Dirección General de Tráfico (DGT) para ir bien sentados en el coche:

  • Además de llevar siempre puesto el cinturón de seguridad, ajustarlo ceñido al cuerpo (evitando ropas gruesas), y no quitarse nunca la banda diagonal del cinturón.
  • El conductor debe fijar una postura donde la muñeca se apoya en la parte superior del volante, con la espalda bien firme en el respaldo y el brazo extendido.
  • El copiloto debe cuidar su postura y no llevar el asiento reclinado para evitar el efecto submarino, producido cuando se desliza por debajo del cinturón de seguridad. Por otro lado, no colocar los pies sobre el salpicadero, ya que esto evita que el airbag haga su función, o lo que es más peor, el impacto de este puede ocasionarte lesiones más graves.
  • Los objetos deben permanecer correctamente guardados en el equipaje para evitar que ocasionen impacto y accidente evitables dentro de la cabina.

Es importante cumplir con las normas y recomendaciones a la hora de conducir o viajar en coche, para la seguridad del conductor y los acompañantes. Como hemos visto, los sistemas de seguridad, como el cinturón o el airbag, cumplen sus funciones si atiendes a las recomendaciones. En el lapso de 200 milisegundos que dura el momento crítico de un impacto frontal, tales cuidados son cruciales.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top