Ruben / 13 marzo 2020

Así se restringe el tráfico en distintas ciudades europeas para cuidar la calidad del aire

Antes de viajar en coche por Europa, debes informarte sobre las limitaciones de circulación que ya imponen muchas ciudades por motivos medioambientales. Según la Unión Europea, más de 220 ciudades europeas han implantado medidas para la restricción de la circulación en la zona centro para los vehículos más contaminantes.

Así se restringe el tráfico en distintas ciudades europeas

Estas son algunas de las ciudades europeas que han tomado medidas para reducir las emisiones contaminantes y ajustarse a la normativa europea de calidad del aire:

Londres

Londres fue la primera ciudad europea en implantar el cobro de una tarifa por acceder a la zona conocida como “Central London” en el año 2003. La capital inglesa cuenta en la actualidad con dos zonas restringidas, la “Low Emission Zone” (LEZ) y la “Ultra Low Emission Zone” (ULEZ).

La zona LEZ tiene una extensión de 1.572 kilómetros cuadrados y desde 2008 está activa las 24 horas del día. La tarifa llamada “Congestion Charge” se cobra a aquellos vehículos que accedan de lunes a viernes de 7:00 a 18:00 h a la zona LEZ, excepto a los residentes y a los vehículos eléctricos. Cada vehículo debe abonar 11,5 libras diarias (13,15 euros) para evitar una sanción de 160 libras (183 euros).

Además de esta tarifa, el ayuntamiento implantó una tarifa adicional, denominada “T-Charge”, para los vehículos gasolina que no cumplan la Euro 4 (los anteriores a 2006) y los diésel que no estén homologados por la normativa Euro 6, cuyo importe asciende a 12,5 libras diarias (14,3 euros), y que se sumará a la “Congestion Charge” en caso de acceder a la zona LEZ.

Están exentos de estas medidas las motos, los vehículos con más de 9 plazas y los vehículos utilizados para el mantenimiento de las carreteras. Los residentes del centro de la ciudad cuentan con un descuento del 90%.

París 

La capital francesa prohibió en 2005 el acceso a la ciudad a los camiones y autobuses anteriores a 2001. Un año más tarde restringió la circulación a los turismos anteriores a 1997 y a las motos anteriores a 1999 de 8:00 a 20:00 durante los días laborables.

En 2016 exigió la colocación de un distintivo Crit’Air, que clasifica a los vehículos franceses en seis categorías según las emisiones, para circular por la zona de bajas emisiones denominada “Zone á Circulation Reistrente”.

Estos distintivos se diferencian por su color y un número, que va ascendiendo según el grado de contaminación del vehículo, siendo el 1 los coches más nuevos y el 5 los más antiguos, y por consecuencia, los más peligrosos.

Después de la medida actualizada en el 2019, los coches que circulen durante los días laborables en un horario comprendido de 8:00 a 20:00 h, sin el distintivo, es decir turismos matriculados antes de 1997, autobuses matriculados antes 2001 y motos matriculadas antes de 1999, o con el distintivo 4 o 5, serán sancionados con multas que van desde 68 euros.

La zona de bajas emisiones de París cubre casi toda la ciudad afectando a 5,6 millones de personas. El objetivo es que implantar nuevas medidas cada 2 o 3 años para que en 2030 solo puedan circular los vehículos nuevos.

Roma

Roma cuenta con una zona de bajas emisiones llamada “Zona Traffico Limitato”, con una extensión de 4,2 kilómetros cuadrados a la que sólo pueden acceder gratuitamente los residentes, trabajadores y los vehículos eléctricos. Los vehículos de gasolina y diésel matriculados antes del 2000 que deseen circular por esta zona, deben solicitar un permiso con una tarifa que parte desde los 76 euros anuales.

Esta zona restringida sólo está activa desde las 6:00 hasta las 18:00 horas, siendo de libre circulación el resto del tiempo. Además, Roma cierra el tráfico en ciertas partes de la ciudad los viernes y sábados desde las 23:00 hasta las 3:00 horas. Una medida que no se repite en ninguna otra ciudad europea.

En Roma existen también otros dos anillos con sus restricciones correspondientes:

  • Anillo ferroviario: en el que de lunes a viernes no pueden circular los coches impulsados por gasolina y diésel que no cumple con la normativa Euro 3, es decir, aquellos matriculados antes del 2000.
  • Anillo Fascia Verde: en el que no pueden circular los coches de gasolina anteriores a Euro 2, o lo que es lo mismo, matriculados antes de 1996, y los vehículos diésel que no cumplen con la normativa Euro 3, matriculados antes del 2000.

Berlín

Berlín cuenta con una de las zonas de bajas emisiones más restrictivas de todas Europa. En 2008, la capital alemana instauró una “Umweltzone” (zona de restricción medioambiental), que ocupa un área de 88 kilómetros cuadrados en el que vive más de un millón de personas, e implantó una serie de distintivos para los coches.

Desde 2010 solo pueden entrar en esta zona los turismos, autobuses y camiones con el distintivo verde, que se otorga a los vehículos diésel matriculados después de 2015 y a los gasolina posteriores a 1992, de lo contrario se impone una sanción de 80 euros. Los vehículos sanitarios y militares quedan exentos de esta restricción.

Lisboa

Lisboa cuenta con una zona de bajas emisiones desde el año 2011. Unas de sus medias preventivas para contribuir con la normativa europea para el control de la calidad del aire, es que los coches con más de 15 años de antigüedad no pueden circular por el centro de la ciudad.

Los coches matriculados antes del 2000 tienen prohibida la circulación por la arteria principal de la capital, la Avenida da Liberdade-Plaza del Comercio. Esta medida se extiende a los barrios que rodean el centro, a los que los coches fabricados antes de 1996 está prohibida la entrada, con un horario desde las 7:00 hasta las 21:00 horas durante los días laborables. Quien incumpla con las estipulaciones de la normativa municipal, se enfrentará a multas que parten de los 24 euros.

Ámsterdam 

La zona de bajas emisiones de Ámsterdam ocupa casi toda la ciudad y hasta ahora solo afecta a motocicletas, taxis, autobuses y furgonetas diésel. Sin embargo, su compromiso con la calidad del aire viene pisando fuerte, ya que pretenden tomar medidas que ninguna otra ciudad europea ha hecho hasta ahora.

El ayuntamiento pondrá en vigencia a partir de este año la prohibición de la circulación en esta zona a los coches anteriores a 2005. Para el año 2022 se estima sacar de circulación a los autobuses públicos contaminantes, y para el 2025 planean sacar de la circulación a los autobuses contaminantes y aumentar la cantidad de estaciones de carga, actualmente cuentan con unas 3.000. El objetivo para 2030 es que solo puedan entrar los vehículos, tanto privados como públicos, de cero emisiones.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top