Raquel / 17 marzo 2021

Qué ocurre si tienes un accidente y no tienes la ITV

Desde la entrada en vigor de la reforma de la ITV, el control de la inspección técnica es cada vez más exhaustivo, sobre todo en materia de sistemas anticontaminantes de los vehículos. Pero, ¿qué repercusiones tiene circular sin la ITV y, además, tener un accidente?

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre las implicaciones de tener un accidente sin haber pasado la ITV o tenerla caducada y cómo actúan las compañías aseguradoras y las autoridades en esta situación. 

Recuerda que una de las ventajas de contratar un coche de renting es la tranquilidad de conducir un vehículo en óptimas condiciones. Nosotros nos encargamos de inspecciones y trámites como la ITV, la matriculación y el seguro del coche.

Circular sin la ITV, ¿por qué NO hacerlo?

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es una evaluación de las condiciones operativas de un coche. Su finalidad es certificar que el automóvil cuenta con la seguridad mínima de circulación. Tiene carácter diagnóstico y preventivo. Si la evaluación detecta fallos graves o muy graves, esto implica tener que realizar  reparaciones.

Por una parte garantiza la seguridad de los ocupantes del automóvil, de los viandantes y de los demás vehículos. Pero además, esta evaluación controla los niveles de emisiones de gases a la atmósfera. Como puede verse, el elemento de seguridad tiene implicaciones en caso de producirse un siniestro.

A partir del cuarto año esta revisión se debe realizar con una periodicidad de 2 años. Pasados 10 años los automóviles deben pasarla anualmente. En el caso de los coches de renting, este gasto está incluido en la cuota mensual fija.

Las consecuencias de tener un accidente y no contar con la ITV

Al caducar la ITV, el vehículo pierde el apto de la Inspección Técnica de Vehículos. A partir de ese momento el coche no puede circular, a menos que sea para llevarlo al taller o para realizar la inspección. Circular sin ITV conlleva una multa de 200 euros. Ahora, veamos las consecuencias de tener un accidente en estas condiciones.

Cuando no somos los causantes del accidente

Las estadísticas establecen que todo conductor puede sufrir un accidente, nadie queda exento. Pero, ¿qué ocurre cuando tenemos un accidente pero no somos los causantes del mismo? Aquí surge la duda generalizada de si el seguro cubre los gastos si la ITV está caducada o no superada.

El primer elemento que hay que tomar en cuenta son los supuestos específicos incluidos en la póliza de seguro. Existen variaciones en las diferentes compañías, por lo que conviene leer la letra pequeña de la póliza contratada.

Por lo general, si no has causado el accidente, mantienes los derechos de ser indemnizado y de la reparación del coche. Igualmente, tus acompañantes tienen derecho a recibir la indemnización correspondiente.

Ahora bien, la consecuencia inmediata por haber circulado sin la ITV es la multa que las autoridades levantarán en el momento. Luego, dependiendo de la compañía, esta podría dejar sin efecto la cobertura por defensa jurídica.

Debe entenderse que el espíritu de la indemnización es reparar el daño sufrido por consecuencia de una acción de un tercero. En tal caso, participar en un accidente sin la ITV y sin ser culpable del mismo no invalida la activación de las coberturas pertinentes. 

Cuando somos los causantes del accidente

En este escenario las consecuencias son muy desfavorables para el causante del accidente. Por lo general, dependiendo de las cláusulas excluyentes, la compañía aseguradora asumirá los gastos derivados del siniestro. No obstante, luego cobraría al asegurado la restitución de todos los gastos causados por el coche.

Veámoslo con detalle. Cuando el accidente se produce por un fallo mecánico, el seguro no asumirá el pago de las lesiones. En el caso de contar con un seguro a todo riesgo, cubriría los daños del coche. Por otra parte, podría negar todas las indemnizaciones de los ocupantes de ambos vehículos.

Queda entendido que si el evento sucedió por un fallo mecánico, al no haber pasado la ITV, el responsable además deberá enfrentar sanciones administrativas. De ahí la importancia de las labores regulares de mantenimiento de los vehículos.

Indemnización de los ocupantes

Debe tenerse en cuenta que los ocupantes de los vehículos implicados en un accidente tienen derecho a ser indemnizados. La condición de que el vehículo no cuente con una ITV favorable no elimina tal beneficio. Lo que debe tener presente el conductor culpable del siniestro es que la aseguradora exigirá restitución de los gastos causados.Ante los escenarios que hemos desglosado a lo largo del artículo, queda evidenciada la necesidad de tener la ITV al día. Conducir un coche sin ella representa un riesgo demasiado alto y oneroso, en caso de producirse un accidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h