Glosario de términos

Aerodinámica

La aerodinámica es la ciencia que estudia el comportamiento del aire alrededor de los cuerpos en movimiento. En el diseño de coches es fundamental, y se puede definir como el estudio de la influencia del aire sobre el vehículo según sus formas. 

Los fabricantes de automóviles realizan estudios aerodinámicos ya que el comportamiento del aire influye en aspectos como: 

  • La resistencia al avance
  • Reacciones del vehículo ante el viento lateral 
  • Estabilidad a altas velocidades
  • Flujos de aire en determinados elementos del coche
  • Autonomía en los coches eléctricos
  • Consumo de combustible
  • Eficiencia

Por lo tanto, si se realiza un buen estudio de la aerodinámica, el coche será mucho más eficiente porque enviará el aire a las piezas que lo requieren, más seguro porque tendrá más estabilidad y más económico y ecológico porque consumirá menos combustible. 

La aerodinámica en los vehículos se identifica con el Coeficiente Aerodinámico o Cx y SCx. El Cx es un valor numérico que define la resistencia al viento. Normalmente, suelen ser cifras similares al 0,30, pero todo dependerá de la carrocería. Es importante remarcar que, a mayor capacidad aerodinámica, menor será su Cx. El SCx, por su parte, tiene en cuenta el tamaño y la forma del vehículo. 

Además, la aerodinámica del vehículo es proporcional a la velocidad. A más velocidad, más resistencia al viento. Otro aspecto que se debe tener en cuenta es el que el aire ejerce diferentes tipos de fuerza sobre el coche: ascendentes, descendentes o laterales.  

Cómo se mejora la aerodinámica

Los fabricantes de automóviles y, en concreto sus ingenieros, trabajan contra un enemigo invisible: la resistencia que provoca el aire contra el avance de los vehículos. Este factor es fundamental ya que condiciona la estabilidad, el confort, la velocidad, la autonomía e incluso el consumo de un coche. Los profesionales de la automoción trabajan con dos variables para optimizar la resistencia del aire: el primer factor es una superficie frontal que debe reducirse al máximo, para evitar que el viento choque, mientras que el segundo factor es el diseño. Éste es un elemento clave para conseguir que el coeficiente de resistencia sea lo más bajo posible.

El túnel del viento

Para conseguir que un vehículo sea eficiente desde el punto de vista del tratamiento del aire, la mejor herramienta es el túnel del viento. Si se combina con la dinámica computacional de fluidos (DCF) permite conocer cuáles son los diseños más adecuados. Esto se puede conseguir mediante modelos a escala y/o de preproducción. Utilizando estas tecnologías, el proceso de producción del vehículo será mucho más eficiente, económico y fiable.

Los modelos más aerodinámicos de la historia del automóvil

  •         Ford Probe V Prototype de 1985: 0,137
  •         Alfa Romeo BAT Concept Car de 1953: 0,19
  •         Hyundai Ioniq de 2016: 0,24
  •         Opel Calibra de 1989: 0,26
  •         Mazda 3 de 2014: 0,275
  •         Renault 25 TS de 1984: 0,28
  •         Mercedes-Benz Clase C Coupé de 2001: 0,29
  •         Citroën GS de 1970: 0,31
  •         Ferrari F50 de 1996: 0,372
  •         Toyota Hilux de 2005: 0,39
  •         Lamborghini Countach de 1974: 0,42

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h