GLosario de términos

DSC – Sistema de Regulación de la Estabilidad

El Sistema de Regulación de la Estabilidad, o DSC por sus siglas en alemán, es un sistema eléctrico de seguridad que permite el frenado individual de los neumáticos para evitar choques o vuelcos. Actúa en conjunto con el sistema ABS y el control de transacción. Su función es minimizar la pérdida de la estabilidad del coche mientras se conduce en curvas o cuando se deba realizar alguna maniobra de manejo de emergencia para evitar algún impacto.

El control de estabilidad se conoce con varias denominaciones (DCS, VDC, ESP, ESC, entre otros), esto se debe a que cada marca elige el nombre que más se adapte a sus necesidades de comercio. Este sistema de seguridad fue desarrollado por Bosch y Mercedes-Benz y desde el 2014 es obligatorio en todos los países de la Unión Europea.

Las siglas DSC hacen referencia al control dinámico de estabilidad, denominación otorgada por su fabricante, BMW.

Funcionamiento del DSC

Cuando se debe hacer un giro de volante, el coche se desplaza hacia el exterior del carril; entonces, la fuerza centrífuga es equilibrada por el agarre de los neumáticos. No obstante, este agarre está condicionado por la velocidad de manejo, las condiciones de los neumáticos y la superficie transitada, por lo que es posible que el vehículo pierda agarre en el eje trasero o en el delantero.

Las dos acciones comunes que generan la pérdida del control de estabilidad son el subviraje y el sobreviraje. En el primer caso, el sistema DSC desacelera el neumático interno. Cuando se experimenta el sobreviraje el neumático frenado es el delantero externo.

Al presentarse alguno de los dos fenómenos, el sistema DSC corrige la desviación y con ello la trayectoria.

Para entrar en acción, este control de estabilidad debe determinar los siguientes aspectos:

  • Giro del volante: para conocer la trayectoria esperada por el conductor.
  • Trayectoria dada por el coche: se logra debido a los sensores encargados de medir los niveles de velocidad en el giro de los neumáticos, la velocidad en el desplazamiento y el giro del coche sobre sí mismo.
  • Diferencias entre las trayectorias: la deseada por el conductor y la real del vehículo.

De acuerdo a los datos arrojados, el sistema corrige la desviación producida, frenando el neumático requerido.

Componentes del sistema DSC

  • Sensores: son los encargados de recoger los datos sobre el estado de la marcha
  • Unidad de control electrónico: es conocido como el cerebro de todo el sistema. Recibe la información captada por los diversos sensores y envía las señales para que el sistema hidráulico frene de acuerdo a las circunstancias del desplazamiento.
  • Sistema hidráulico: es el que acciona los frenos de acuerdo a las señales enviadas.

Efectividad del sistema DSC

El sistema de regulación de estabilidad es una herramienta útil en la prevención del 80% de los accidentes de tráfico por derrape. Como sistema de seguridad se encuentra en segundo lugar por debajo del uso del cinturón de seguridad.

La legislación europea exige el uso de sistemas de control de estabilidad en todos los vehículos para turismo, autobuses y coches industriales ligeros, medianos y pesados.Sin embargo, es importante considerar que el sistema DSC no es infalible. Su efectividad dependerá en gran medida de la velocidad de desplazamiento y el comportamiento del conductor.