Glosario de términos

Sobreviraje

En la actualidad, los coches cuentan con sistemas de seguridad, control de tracción o programas de estabilidad. No obstante, esto no los hace totalmente infalibles y pueden darse fenómenos como el sobreviraje. Este último se da cuando se produce el deslizamiento del eje trasero de un coche al tomar una curva o cuando se está girando

En esta situación las ruedas traseras no continúan el recorrido de las delanteras y acaban deslizándose hacia el exterior de la curva. Un exceso de sobreviraje puede producir un trompo, que consiste en dar un giro sobre un mismo eje de 180 grados en la carretera. Dicho de otra forma, el sobreviraje es lo contrario del subviraje. En este último son las ruedas delanteras las que se deslizan hacia el exterior de la curva.

Vehículos con tracción posterior

Si alguna vez se produce un sobreviraje mientras estás conduciendo notarás que la zaga no continúa la trayectoria que marca la dirección, sino que tratará de superar tu posición e, incluso, puede acabar en un trompo si no se maneja adecuadamente la situación. Suele darse, sobre todo, en coches donde la tracción está en el eje trasero. Esto no quiere decir que los coches con tracción delantera están exentos de este fenómeno.

Causas del sobreviraje

Cabe recordar que cualquier coche, sin importar el número de ruedas motrices y de dónde tenga el centro de gravedad, tiende a desplazarse en línea recta mientras no exista una fuerza que lo haga desviarse. Para que el vehículo abandone esa trayectoria recta hace falta provocar cierto giro en su eje vertical. Ese momento de giro más la inercia hacen que un coche pueda tomar una curva. 

Sin embargo, si esa curva tiene un menor radio de la curva que se va a describir, se producirá un sobreviraje. Esto supone que el sobreviraje es una trayectoria mucho más cerrada de la que se debiera. El trompo se da en aquellos casos más extremos. Pero, ¿cuáles son las causas que lo originan?

  • Desaceleración del coche en apoyo: en esta situación, las ruedas delanteras tienen adherencia, pero las traseras la pierden. Eso hace que el giro del coche sea excesivo por la inercia que lleva. Esto hace que el vehículo sobrevire.
  • Una superficie poco adherente: si se acelera o frena en un pavimento poco adherente puede producirse un sobreviraje, incluso en línea recta.
  • Desplazamiento de la carga.
  • Fuertes cambios en la dirección.
  • Frenar bruscamente.

Qué hacer si se produce un sobreviraje

Si se da esta situación mientras se está conduciendo, es necesario pisar el embrague y girar el volante en el sentido en el que se produce el derrape. Así, se logra que las ruedas se orienten hacia el mismo lugar que derrapa el coche, de este modo se eliminan las fuerzas del freno motor. 

Cuando se consiga corregir ese desvío de trayectoria del eje trasero, es el momento de soltar el embrague y acelerar de nuevo suavemente y de forma controlada para devolver la estabilidad al coche. Si se hiciera bruscamente, se volvería a producir un sobreviraje. Asimismo, el ABS, el control de tracción y el control de estabilidad, ayudan a evitar que ocurra este fenómeno.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h