Glosario de términos

AWD

El sistema AWD (del inglés, All Wheel Drive, o tracción en todas las ruedas en castellano) de los vehículos, es aquel que tiene la capacidad de enviar potencia a todas las ruedas de manera simultánea. A diferencia de los vehículos de tracción delantera (FWD) o tracción trasera (RWD), que solo envían potencia a dos ruedas, un vehículo AWD distribuye la potencia entre todas las ruedas para mejorar la tracción y el rendimiento en situaciones adversas de conducción.

Los vehículos AWD utilizan diferentes sistemas para distribuir la potencia entre las ruedas. Algunos emplean un diferencial central, que envía la potencia de manera equitativa entre las ruedas delanteras y traseras. Otros sistemas pueden variar la cantidad de potencia enviada a cada rueda de forma independiente, según las necesidades de tracción en tiempo real.

Las mejores ofertas de Renting SUV

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Kia Stonic 1.0 T-GDi MHEV iMT Concept
desde 330 € mes / IVA incl.
Renting Kia Stonic 1.0 T-GDI Concept MHEV Sin Entrada
Más información
Citroën C4 PureTech 130 S&S 6V Plus
desde 359 € mes / IVA incl.
Renting Citroën C4 PureTech 130 S&S 6V Feel Pack Sin Entrada
Más información
Nissan Qashqai DIG-T MHEV 4×2 Acenta 5P
desde 376 € mes / IVA incl.
Renting Nissan Qashqai DIG-T 103kW MHEV 4×2 Acenta Sin Entrada
Más información

Ventajas de los coches AWD 

Las ventajas de los vehículos AWD son varias:

  • Mejor tracción: al enviar potencia a todas las ruedas, los vehículos AWD tienen una mayor tracción en condiciones adversas como lluvia, nieve, hielo o terrenos resbaladizos. Esto proporciona una mejor estabilidad y control al conducir.
  • Mejor rendimiento en carretera: la tracción en las cuatro ruedas también mejora el rendimiento en carretera, especialmente en curvas y al acelerar. Permite una distribución más equilibrada de la potencia, lo que se traduce en una mejor adherencia y estabilidad en diferentes situaciones de conducción.
  • Versatilidad: los vehículos AWD son ideales para aquellos conductores que necesitan enfrentarse a una variedad de condiciones de conducción. Son especialmente útiles en áreas con climas invernales severos o en zonas rurales con caminos sin pavimentar.

Cómo funciona un coche AWD

El funcionamiento específico puede variar según el diseño y la tecnología utilizada, pero a continuación te explicamos los principales componentes y cómo trabajan juntos en un sistema AWD típico:

  • Transmisión: en un coche AWD, la transmisión está diseñada para distribuir esta potencia a las ruedas delanteras y traseras.
  • Diferencial central: en muchos vehículos AWD, se utiliza un diferencial central para repartir la potencia entre las ruedas delanteras y traseras. Este diferencial se encuentra en el eje de transmisión y puede variar en su diseño y funcionalidad. Algunos modelos tienen un diferencial central abierto, que distribuye la potencia de manera igualitaria entre las ruedas delanteras y traseras. Otros modelos utilizan un diferencial central limitado o un diferencial de deslizamiento limitado, que puede enviar más potencia a las ruedas que tengan mejor tracción.
  • Sensores y control electrónico: los vehículos AWD modernos suelen contar con sensores que monitorean constantemente las condiciones de conducción, como la velocidad de las ruedas, el ángulo de giro, la aceleración y otros factores. Estos sensores envían información a un sistema de control electrónico que gestiona la distribución de la potencia entre las ruedas. Basándose en los datos recibidos, el sistema de control puede ajustar la cantidad de potencia enviada a cada rueda de forma individual para maximizar la tracción.
  • Otros sistemas complementarios: algunos vehículos AWD también pueden incorporar otros sistemas para mejorar la tracción, como el control de tracción (TCS) y el control de estabilidad (ESP). Estos sistemas trabajan en conjunto con la tracción en las cuatro ruedas para proporcionar un control adicional y evitar el deslizamiento de los neumáticos en situaciones de baja adherencia.

Aspectos a tener en cuenta

Es importante tener en cuenta que, si bien los coches AWD funcionan de manera óptima, no garantizan una conducción segura en todas las situaciones. Aunque mejoran la tracción, no pueden superar las leyes de la física: la velocidad, las condiciones del camino y otros factores aún pueden afectar el rendimiento de un vehículo AWD.

Además, los vehículos de este tipo tienden a consumir más combustible ya que cuentan con una mayor cantidad de componentes y mayor resistencia al movimiento. También pueden ser más costosos de mantener en comparación con los coches de tracción delantera o trasera. En resumen, los vehículos AWD ofrecen una mejor tracción y rendimiento en una variedad de situaciones de conducción, lo que los convierte en una opción popular para aquellos que buscan una mayor seguridad y versatilidad al volante.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h