Glosario de términos

Carburador

El carburador es el elemento encargado de abastecer al motor la mezcla justa de aire y combustible para su correcto funcionamiento en un coche de combustión interna. Por tanto, el carburador ofrece la cantidad de mezcla de aire y combustible adecuada en cada momento, en consonancia a la necesidad del motor en los coches de gasolina.

Funcionamiento del carburador

El carburador se basa en el efecto Venturi. Este efecto hace que al pasar el aire por una canalización provoque una succión que se aprovecha para arrastrar el combustible proporcionado por el propio carburador. Por tanto, cuanto mayor es la velocidad del aire mayor es esta succión.

La fuerza de la succión está determinada por la velocidad de giro del motor, cuanto más rápido pasa el aire, se absorbe gasolina desde el difusor que se envía a los cilindros del motor hasta que llega a las cámaras de combustión para generar la energía del motor.

La válvula o mariposa, ubicada a la salida del carburador, es la encargada de regular la entrada de la mezcla. Cuando el motor está encendido pero no se acelera, es decir, está a ralentí, la válvula o mariposa está prácticamente cerrada, se succiona el aire necesario para mantener el coche en ralentí.

Cuando se acelera la válvula se abre permitiendo que entre más aire, por lo que la succión del difusor consigue una mayor mezcla con lo que el motor aumenta de revoluciones.

Partes del carburador

Cuba: es un depósito alimentado por una bomba, que mantiene el nivel adecuado de combustible. Gracias a un pequeño flotador se vigila el nivel de combustible, por lo que se abre o cierra el conducto de comunicación entre la cuba y el depósito de gasolina dependiendo de ella.

Surtidor o gliceur: pone en comunicación la cuba con el conducto de aire. Lugar donde se mezcla el aire con el combustible.

Difusor: forma parte del propio carburador, unido al colector de admisión y el filtro de aire. Es la zona estrecha por donde pasa el aire para conseguir que circule el combustible para preparar la mezcla. Gracias al difusor se produce el efecto Venturi.

Válvula de mariposa: controla y regula el paso del aire y de la mezcla aire-combustible. Su funcionamiento se inicia cuando se acelera, por lo que está conectada mediante un cable de tracción que asocia el pedal con el carburador.

Fases del carburador

Fase 1. Starter: en el sistema manual, la mariposa estará cerrada cuando el conductor tire de la palanca.

Fase 2. Ralentí: en esta fase, la mariposa está un poco abierta, por lo que la depresión se encuentra por debajo de ella.

Fase 3. Progresión: el sistema se encarga de evitar que cuando el coche pase de  la marcha de ralentí a la de funcionamiento normal, se produzca un bache por el mayor suministro de combustible.

Fase 4. Aceleración: en la fase de aceleración se introduce más gasolina para compensar el aumento de velocidad del aire en el canal de admisión.

Fase 5. El sistema principal: está formado por tres componentes: un surtidor grande, que se le denomina surtidor principal, un freno de aire y un tubo emulsionador. Su función es controlar la mezcla en carga parcial.

Fase 6. Enriquecimiento a máxima aceleración o plena carga: se realiza a través de un tubo de plena carga, cuando se acelera al máximo.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h