Glosario de términos

Ralentí

En el mundo del motor, el ralentí son las revoluciones mínimas por minuto que un motor de combustión interna necesita para mantenerse en marcha si el conductor no acelera el vehículo. Es decir, el ralentí se produce cuando el coche está arrancado pero parado, en punto muerto o cuando el embrague está pisado. Las revoluciones por minuto del ralentí pueden ir desde 700 rpm y 1000 rpm.

Funcionamiento del ralentí

Su principal función es hacer parte del giro mínimo del motor para que se mantenga encendido sin necesidad de una intervención externa y sin tener recorrido engranado, es decir, sin calarse y sin pisar el acelerador. Además también posee la capacidad de indicar una serie de problemas en el vehículo como:

  • Activar la circulación del aceite para que se lubrique.
  • Activar los dispositivos y sistemas del coche cuando éstos necesitan que esté encendido.

Cuando encendemos el vehículo es indispensable prestar atención a las posibles anomalías que muestra la activación del motor.

Principales problemas del ralentí

Cuando el motor está encendido pero el coche parado, el ralentí puede señalar algunas incidencias en el funcionamiento del coche, sin embargo, es fundamental no confundir estos problemas con fallos en el encendido del motor. Por el uso y el desgaste de pequeños componentes asociados al sistema de control del ralentí, podemos observar diferentes irregularidades:

  • Ralentí inestable: sucede cuando el vehículo no logra controlar las revoluciones generadas por el motor, se acelera y desacelera de forma brusca.
  • Falta de atención al sensor: falta de limpieza en la válvula IAC que regula el sensor del ralentí. La válvula se debe limpiar de manera correcta cada 40.000 kilómetros para evitar que el propio sensor cause problemas.
  • Mala instalación del sensor: un mal proceso de instalación de los elementos que controlan el ralentí puede llegar a ocasionar un mal conteo de las revoluciones por minuto del mismo.

Si crees que en tu coche se dan algunas de estas situaciones acude a tu taller de confianza.

Mitos y verdades sobre el ralentí

Uno de los mitos o preguntas más frecuentes sobre el ralentí es si el coche consume o no combustible. El motor de un coche a ralentí consume, dependiendo del motor y del carburante, entre 0.5 a 0.7 litros la hora. Además, este consumo es mayor si tenemos encendido el aire acondicionado.

No se ahorra combustible bajando cuentas o rampas en ralentí. Además es peligroso porque de esta manera no se dispone de freno motor.

También es falso que tengamos esperar, en los motores diésel, un tiempo prolongado en ralentí para poder arrancar el coche. Según los expertos 20 segundos son suficientes para alcanzar la temperatura óptima para poder circular.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h