Glosario de términos

Remolque

El remolque es un vehículo con ruedas que no tiene propulsión propia, no tiene motor, por lo tanto, ha de ser arrastrado por otro vehículo. En todo tipo de remolque es obligatorio la placa de matrícula que coincide con el coche remolcador, además de contar con luces de posición, indicación y freno. Dependiendo de su tamaño también es obligatorio que tenga dirección y frenos propios.

Podemos dividir los remolques en dos categorías dependiendo de la carga máxima que puedan transportar:

  • Ligeros : su carga máxima no puede superar los 750 kilogramos. Para circular es necesario llevar la ficha técnica del remolque y la matrícula que coincide con la del vehículo. No necesita seguro independiente pero se debe notificar a la compañía de seguros.
  • No ligeros: son aquellos remolques cuya carga supera los 750 kilogramos. Para circular es obligatorio su propia matrícula acompañada de la matrícula del coche, ambas se colocan en la parte trasera. Además, en este caso se requiere seguro.

Existen diferentes tipos de remolques:

  • Remolque de enganche o remolque completo, habitual en turismo y tiene como mínimo dos ejes y al menos un eje de dirección.
  • Remolque con eje central, sus  ejes están situados cerca del centro de gravedad.
  • Semiremolque o trailer que no dispone eje delantero y va acoplado directamente sobre el vehículo de tracción.
  • Remolque agrícola que va unido a maquinaria agrícola.
  • Caravana, es para uso particular y que constituye una vivienda móvil.

Existen remolques para coches eléctricos, que permiten un aumento de la autonomía del vehículo. Por tanto, se añade un remolque con un motor térmico y un generador eléctrico, sirviendo de alimentación al vehículo a través de una conexión eléctrica para lograr mayor autonomía, similar a la de coche con motor de combustión interna.

Comprobaciones antes de circular con un remolque

Para circular con un remolque es necesario hacer una serie de comprobaciones previas. Verifica que el remolque está bien asegurado para evitar que se desprenda del coche en marcha. Revisa el sistema de luces, es fundamental que todas funcionen y que esté bien conectado. Finalmente, es importante comprobar la presión de las ruedas al igual que se hace con las del coche. La presión debe ser la recomendada por el fabricante, por lo general, viene indicado en el remolque.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h