GLosario de términos

Difusor

El difusor de un coche se encuentra ubicado debajo de la carrocería y sirve como dispositivo para dosificar y mezclar la cantidad de carburante. Según la reglamentación, este dispositivo ha de colocarse en la parte posterior de los vehículos, justo bajo el eje trasero. Tiene forma de tubo y se encuentra en la parte media del carburador, antes de la mariposa.

Esta pieza se introdujo en la estructura del carburador en la primera década del siglo XX. El objetivo del difusor es facilitar la salida del aire por debajo de la carrocería de los coches mientras estos avanzan, así como generar una depresión que empuja a los vehículos contra el suelo.

Si se coloca un espacio amplio bajo el parachoques trasero, este facilitará la salida del aire que circula por debajo del automóvil. De este modo, se consigue una velocidad máxima del aire debajo del eje posterior, haciendo que la presión sea mínima y se dé una depresión.

Cómo funciona el difusor de un coche

La misión del difusor es crear una depresión en el surtidor de gasolina, que se encuentra en la zona más estrecha del propio difusor. Al mismo tiempo, se encarga de asegurar unas pérdidas mínimas a causa del rozamiento, por su particular forma de tubo de Venturi. 

La cantidad de carburante aspirada varía en función de la velocidad del aire, es decir que la mezcla que se obtiene no cuenta con una dosificación constante. Para comprender cómo funciona este elemento hay que remitirse al Principio de Bernuilli.

Este último afirma que cuando la velocidad del aire aumenta, la presión disminuye. Por lo que para que el coche cree carga aerodinámica, la presión bajo el vehículo debe ser menor a la del aire que circula sobre el coche.

Por tanto, el difusor sigue este principio, extrae el aire que circula por la parte inferior del coche, propiciando un incremento de la velocidad de este flujo de movimiento entre el asfalto y el suelo. Como consecuencia, el aire circula más lentamente, logrando generar la diferencia de presión y empujando el vehículo contra el asfalto, lo que genera carga aerodinámica.

En el funcionamiento de un difusor intervienen tres elementos clave:

  • El efecto suelo: es el resultado de la reducción de la presión estática por debajo del coche, proporcionando una carga aerodinámica.
  • La elevación de cuerpos: esta hace referencia al empuje provocado por el difusor.
  • El bombeado de difusor: es la parte  más larga del difusor, que se emplea para aumentar la velocidad de flujo.

Ventajas del difusor de un coche

La principal ventaja de este dispositivo es que evita el levantamiento del eje trasero con la velocidad y el aire que se acumula debajo del coche. Además, lo hace sin añadirle peso al vehículo. Sin embargo, cabe recordar que el difusor es sensible a la aceleración del motor.

Algunos lo comparan con el efecto complementario que puede realizar un alerón colocado en la parte trasera. Sin embargo, ambos conceptos funcionan de diferente manera. Mientras el alerón intenta aglutinar el aire que empuja hacia abajo el coche, el difusor da salida a ese aire para lograr esa depresión hacia el suelo.