Glosario de términos

Centralita del motor (ECU)

También denominada unidad de control electrónico o ECU por las siglas en inglés Electronic Control Unit es como el cerebro de un vehículo, ya que controla los parámetros que ayudan a optimizar el funcionamiento del mismo, en función de las circunstancias.

En principio la centralita del motor tenía a la función de controlar la cantidad de combustible necesaria para llevar a cabo la combustión. Esto permitía reducir tanto el consumo, como la emisión de los gases y mejorar el rendimiento del vehículo.

Con el paso de los años, la centralita del motor o ECU ha ido sumando nuevas responsabilidades, que variarán en función de la sofisticación de dicha centralita. El funcionamiento más básico consiste en recibir los datos que recaban los sensores dispuestos en el coche, la centralita los compara con los grabados en su memoria y a continuación, emite en las órdenes correspondientes a cada uno de los elementos que controlar con el fin de optimizar el funcionamiento del motor.

Si la información que recibe es defectuosa o nula, la centralita acudirá a los valores standard que harán que el vehículo continúe funcionando. Además, estos datos erróneos quedan grabados en su memoria para facilitar que un mecánico los pueda revisar después.

Qué controla la centralita del motor

Ya se ha mencionado que la central del motor controla los diferentes elementos del vehículo para que funcione de manera correcta y optimizada. Dicha centralita puede ser más o menos sofisticada. Aunque, de manera general, suele llevar a cabo las siguientes tareas de control:

  • Presión atmosférica control.
  • Control y posición del servomotor.
  • Presión y control del turbo.
  • Control de la válvula magnética. 
  • Control de la válvula EGR.
  • Control de las bujías el de incandescencia y su respectivo relé, que se encarga de alimentarlas.
  • Control de los electroventiladores y su relé.
  • Controle y posición tanto del acelerador como de las agujas.
  • El régimen de revoluciones.
  • Temperatura de combustible, refrigerante y aire.

Qué averías puede presentar la centralita

Para detectar sea una centralita del motor o ECU tiene algún tipo de problema o avería, existen una serie de síntomas. Estos pueden ser: pérdida depotencia, humo denso y oscuro, exceso de consumo, mal funcionamiento al ralentí y, en el peor de los casos, que el motor no arranque. Algunas razones por las que la centralita deja de funcionar correctamente pueden ser: 

  • La centralita que se ha mojado. Si la ECU se moja, todas las conexiones eléctricas se averiarán y no se podrá arreglar.
  • Sobrecarga. A veces puede ocurrir que se haya producido una sobrecarga porque el cableado está dañado o habido un exceso de voltaje. Esto provoca que se origine un cortocircuito en un actuador o solenoide. La solución es localizar y reparar el cortocircuito porque si no la centralita volver a fallar de nuevo.
  • Placa agrietada. A veces las vibraciones y los cambios de temperatura pueden provocar que la placa se agriete. Para solucionar este problema, tan sólo habrá que sustituir la placa.
  • La centralita no se activa. En aquella situación en la que la centralita no se active o dé errores continuos, puede ser el que el problema será de la programación que es inadecuada. Aquí la solución es volver a reprogramar la centralita del motor.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h