Glosario de términos

Coche de sustitución

El vehículo o coche de sustitución, también conocido como coche de cortesía, permite disponer de un vehículo alternativo mientras el propio se encuentra en reparación como consecuencia de un siniestro. Este vehículo de cortesía es un servicio adicional que pueden prestar las compañías de seguros y los fabricantes de automóviles. 

Contratar la cobertura de coche de sustitución como parte del seguro supone que la aseguradora presta a su cliente durante unos días un vehículo de alquiler si el suyo no se puede utilizar porque ha sufrido un accidente, una avería por haber recibido un golpe de un tercero, o ha sido robado. La compañía aseguradora puede facilitar directamente el vehículo al tomador o bien hacerse cargo del pago de este. Así, o bien el asegurado recibe el vehículo por parte de su compañía o bien ésta le reintegra los gastos de alquiler de otro vehículo o los de otro medio de transporte, como un taxi, hasta un máximo diario.

Las Condiciones Particulares y Generales de la póliza incluyen sus requisitos y marco de aplicación, por lo que el tiempo que dispondrá del mismo y sus características estarán determinados en dichos documentos. Además, en la mayoría de los casos se fija un número máximo de siniestros al año en los que se puede acceder a la cobertura (normalmente 3 por anualidad del contrato).

Como alternativa, si el cliente lo desea, en lugar de utilizar un coche de sustitución, puede recibir una indemnización o cantidad de dinero que compense los días que se encuentra el coche en el taller. Para poder beneficiarse de este servicio, es fundamental tener contratada la cobertura de vehículo de sustitución en la póliza. 

Es importante destacar que el asegurado no podrá contar con un vehículo de sustitución si el coche se ha averiado o se está haciendo el mantenimiento, únicamente si el vehículo ha sufrido un siniestro. Sufrir un siniestro implica los siguientes supuestos: 

  • Haber recibido un golpe de un tercero sin ser culpables. 
  • Haber sufrido un robo y que el vehículo tenga daños cuando se ha localizado. 
  • Haber sufrido un accidente en el que el asegurado haya sido el culpable o no, dependiendo de la compañía.

Derecho a un coche de sustitución

En principio, todo conductor que contrata esta cobertura con su seguro tendrá derecho a obtener un vehículo de sustitución. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunas compañías no prestan el coche si el asegurado es declarado culpable del siniestro por el que no puede disponer de su vehículo. Además, para contratar la cobertura algunas aseguradoras exigen tener más de 21 años y haber cumplido al menos 1 año desde la obtención del permiso de conducir.

Hoy en día el coche de sustitución no está regulado por una ley específica. Es por ello por lo que existen determinadas marcas y aseguradoras que lo ofrecen en ‘determinadas circunstancias’. Las condiciones son impuestas en cada caso, por lo que varían de una compañía a otra, incluso de un modelo de automóvil a otro. Algunos de los criterios que se toman en cuenta por cada fabricante y aseguradora son: 

  • Categoría del vehículo
  • Tiempo máximo 
  • Kilómetros
  • Tipo de reparación 
  • Precio

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h