Glosario de términos

Control inteligente de trazada

El control inteligente de trazada es un sistema que ha desarrollado Nissan y que es capaz de aplicar frenadas individuales a cada rueda, siempre y cuando sea necesario, para corregir la trazada cuando el vehículo entre o salga de una curva. Gracias a este sistema, se mejora la seguridad y el conductor percibe una sensación mayor de control sobre el automóvil. 

Este sistema forma parte de la tecnología Nissan Chassis Control; se debe tener en cuenta que el chasis del vehículo está compuesto por una variedad de sistemas, incluidas la suspensión, la dirección y la frenada. La marca nipona ha sido, durante mucho tiempo, innovadora en el ámbito del diseño de los chasis. Esa tradición continúa con la introducción de este nuevo sistema de control de chasis. 

Ahora, Nissan ha avanzado enormemente con el desarrollo de estos nuevos controles de chasis. Este bloque tecnológico está compuesto por tres tecnologías de vanguardia:

  • Control de conducción inteligente
  • Freno motor inteligente 
  • Control inteligente de trazada

Estas tres tecnologías ofrecen a los conductores una variedad de beneficios, desde una tracción más segura hasta una conducción más cómoda. 

El control de conducción inteligente monitorea y modera el motor y los frenos del vehículo para contrarrestar el movimiento de cabeceo que causan los baches de la carretera. Es decir, cuando el coche toma un bache en la carretera, el sistema aplica los frenos y optimiza la potencia del motor para reducir la sensación del bache en el habitáculo. 

Cuando se acelera, la parte delantera del vehículo se eleva ligeramente y, a la inversa, el morro desciende cuando se frena. El sistema imita ese fenómeno para absorber el bache de manera más eficaz. Sin embargo, el frenado es leve y no reduce la velocidad del vehículo. Además, el chasis también está equipado con amortiguadores diseñados para reducir el cabeceo.

Por su parte, el freno motor inteligente es capaz de supervisar y regular la frenada. De esta forma, se ofrecen dos beneficios únicos para los conductores: un mejor paso por curvas y una frenada más segura. Este sistema ha sido diseñado para reducir la carga de frenado del conductor, por lo que el coche reduce la velocidad de forma automática. La tecnología ayuda a generar potencia de frenada para reducir la velocidad del vehículo con una mayor suavidad. El control de trazada inteligente monitorea las curvas y ofrece una frenada a cada rueda de forma independiente. A su vez, el coche puede seguir la trayectoria de conducción prevista. Si, por ejemplo, un conductor entra en una curva demasiado rápido, podría salirse de la vía. En ese momento, el control de trazada inteligente aplicaría los frenos de forma autónoma en las dos ruedas interiores. Esto permitirá al conductor seguir la curva con una mayor precisión. Esta tecnología es capaz de controlar una variedad de información, incluida la dirección, la velocidad e incluso las fuerzas centrípetas. Con estos datos, el control de trazada inteligente puede determinar cuando el vehículo se está desviando del camino en las curvas. Como resultado, el sistema aplica un frenado suave en las ruedas, lo que permite al conductor mantener la trayectoria. Este sistema solo se activa cuando detecta que el vehículo está perdiendo la trazada.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h