Glosario de términos

Faros

Los faros de los coches tienen como principal función la proyección de luz sobre la carretera. Se encargan de iluminar la calzada lo mejor posible para una mayor seguridad, en especial durante la noche y en situaciones de baja visibilidad debido a las inclemencias del tiempo. Dicha luz proviene de una fuente lumínica instalada en el coche.

Componentes del faro

Existen varios elementos que componen el faro de un coche, cada uno de ellos cumple una función específica, asegurando la iluminación correcta y su resistencia a lo largo del tiempo.

  • Carcasa del faro: su función consiste en proteger de agentes externos al resto de componentes del faro y va fijada en la carrocería del coche. Por lo general, está fabricado en termoplástico.
  • Reflector del faro: su función es capturar la mayor cantidad de flujo luminoso emitido por la lámpara para enfocar la luz hacia la carretera. Hoy en día, la mayoría de los reflectores son de termoplástico, además están fabricados con materiales que facilitan su funcionalidad, pueden estar recubiertos con cargas térmicas de aluminio, de magnesio y de silicio para darle mayor protección.
  • Módulos de proyección del faro: por sus capacidades lumínicas, su delimitación exacta y una fluidez de iluminación más alta, los módulos de proyección del faro se utilizan en faros más modernos o incluso personalizados, utilizando diversos tipos de lentes, distintas funciones lumínicas y facilidades para su montaje. 
  • Dispersores del faro: estos componentes ópticos tiene la finalidad de desviar, dispersar y concentrar el flujo luminoso que es capturado por el reflector. Su propósito es crear una distribución más homogénea de la luz. Sin embargo, la mayoría de los fabricantes de vehículos han optado por utilizar los dispersores transparentes, sin elemento óptico alguno. Estos dispersores protegen de la suciedad y las condiciones meteorológicas. Son muy usados en diversas partes del coche, como la lente interior, la luz de cruce, la de carretera y el faro antiniebla.

Tipos de faro de un coche

La iluminación de un coche es fundamental tanto en su interior como en el exterior. Existen diferentes tipos de luces para los coches, en el caso de los faros exteriores podemos destacar tres tipos:

  • Faros halógenos: son los clásicos que podemos encontrar en los vehículos más antiguos. Su luz se genera a través del calentamiento de la resistencia en el interior de la bombilla. Pueden tener un única bombilla, que incluye la luz de cruce y carretera; o pueden tener dos bombillas, una para cada función.
  • Faros de xenón: la luz se genera por la mezcla de gas que contiene el interior de las bombillas. Es una luz más blanquecina, ilumina un poco más que una bombilla halógena.
  • Faros LED: tienen diodos que emiten la luz. La iluminación es similar a la de los faros xenón, aunque su consumo energético es menor. También disfrutan de una vida útil más larga que los faros halógenos y los xenón.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h