Glosario de términos

Faros xenón

Los faros xenón son un tipo de luces de coche que contienen gas de xenón en su interior. Este gas posibilita encender los faros a una temperatura muy alta que se produce por la electricidad del voltaje de encendido. Se podrían definir las luces xenón como una lámpara de plasma que ha sido diseñada y fabricada con el fin de soportar altas temperaturas y mucha presión.

Este tipo de faros se incorporan en las luces cortas de los vehículos, mientras que en las largas se usan las convencionales. No obstante, hay coches que incorporan faros xenón tanto para las luces cortas como para las largas. Es lo que se conoce como faros bixenón.

Ventajas de los faros xenón

  • Más luminosidad:  esto hace que el conductor tenga una mayor seguridad cuando conduce de noche, ya que aumenta su capacidad de reacción ante cualquier imprevisto en la vía.
  • Mayor vida útil: en comparación con una bombilla halógena, las luces xenón tienen una vida útil más larga.
  • Menor consumo de energía: como no dependen de los filamentos, sino del gas de alta presión alojado en su interior, ahorra energía en comparación con una luz halógena.

Desventajas de las luces xenón

  • Su sustitución es complicada: para cambiar las lámparas convencionales basta con abrir el faro y sustituir la bombilla. En cambio, para cambiar el faro xenón es necesario acudir a un profesional. Además, el coste económico de su sustitución, reparación o mantenimiento es bastante más elevado que el cambio de unos halógenos.
  • Tardan en encenderse: el tiempo que tardan las luces xenón en alcanzar su máxima capacidad lumínica una vez se da al botón correspondiente es de tres segundos. No es mucho lapso de tiempo, pero el encendido no es inmediato.
  • Deslumbramiento: dada su fuerza lumínica puede resultar peligroso para los otros usuarios de la vía en caso de deslumbramiento. Es por ello, que algunos fabricantes han solucionado esto con un regulador automático de altura.

Faros xenón vs LED

Para alcanzar una iluminación considerable, las luces LED alcanzan altas temperaturas que han de ser compensadas con un sistema de refrigeración. Además, la luz que ofrece es mucho más dispersa que las luces xenón. Esta es una característica útil en las curvas para no deslumbrar, pero se pierde visión del horizonte. Es por ello que algunos expertos apuestan más por el uso del xenón que del LED.

Las luces LED pueden ser sustituidas por faros xenón, siempre y cuando el fabricante del vehículo o un taller oficial de la marca vea viable este cambio. Después debes llevarlo a la ITV para que se efectúe la correspondiente revisión y aportar un documento que corrobore que las nuevas luces que se han instalado en el coche son homologadas. Si no se cuenta con el correspondiente certificado, el permiso de circulación del vehículo será anulado.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h