Glosario de términos

Maneta o Manija

La maneta o manija es un dispositivo interior y exterior que sirve para accionar la cerradura de las puertas de los coches, con el objetivo de permitir su apertura y cierre. La maneta o manija exterior, ya desde sus primeras aplicaciones, ha conservado durante muchos años una función práctica, con los exclusivos condicionamientos debidos a los dictados del gusto estético y la coherencia estilística de los accesorios. 

La ya clásica palanca horizontal con eje de rotación perpendicular a la puerta ha sido, durante muchos años, la única en los coches de serie, debido también a su mecanismo sencillo y seguro. Con el paso de los años, los diseñadores han ido evolucionando su diseño manteniendo el eje horizontal. 

Sucesivamente, el aumento de las prestaciones de los coches ha puesto de manifiesto aspectos anteriormente descuidados, como el riesgo de apertura involuntaria de las puertas y el peligro de que las palancas sobresalientes pudiesen engancharse en algún obstáculo. Es importante añadir que, en el caso de las manetas horizontales, en ausencia de resortes potentes, el peso de la misma palanca podía provocar la apertura de la puerta durante las sacudidas que se producen durante todo recorrido. 

Evolución de las manetas o manijas

El primer paso en la evolución de este dispositivo ha estado representado por las manijas de palanca encajada, que tenían la ventaja de eliminar cualquier saliente exterior. No obstante, su escasa utilidad, debido a la necesidad de accionar la salida parcial de la palanca para poder ser utilizada, hizo que dicha solución representase poco más que una moda y fuese empleada durante un período relativamente breve.

Tuvo mayor éxito una solución intermedia, que fue la llegada de la palanca poco saliente y alojamiento incluido en la carrocería, que durante mucho tiempo tuvo gran difusión, sobre todo en los coches más pequeños.

El cambio más decisivo en este dispositivo se produjo con la introducción de las manijas de pulsador. Esta actualización se ha podido implementar después de adoptar mecanismos de apertura que exigen un esfuerzo menor para su accionamiento. Este sistema de apertura, al excluir la necesidad de la palanca clásica, ha permitido a los diseñadores buscar soluciones más eficaces, tanto en seguridad como en aerodinámica, aunque no siempre se haya avanzado desde el punto de vista práctico. 

En la actualidad, las manetas o manijas son muy variadas, pueden estar disimuladas en la carrocería, en los pilares, ser retráctiles o incluso contar con sensores. El Range Rover Velar es uno de los modelos que cuentan con manecillas que aparecen de la carrocería. El Toyota C-HR tiene los tiradores de las puertas traseras escondidos en los pilares de techo, al igual que en el Alfa Romeo 156. El Nissan GT-R también tiene truco, ya que para poder acceder al interior del deportivo, hay que pulsar el hueco de la maneta, integrada en la puerta, y después, cuando la parte delantera emerge, tirar de ella. 

El Ford Mustang Mach-E tiene una pequeña asa en la unión entre el montante central, el cristal y la línea de la cintura. La electrónica del coche es capaz de abrir automáticamente la cerradura cuando ‘siente’ al smartphone del propietario. 

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h