Roberto / 24 junio 2020

Por qué los coches podrían ser más caros a partir de este año

En 2020 ha entrado en vigor el reglamento 2019/631 del Parlamento Europeo y del Consejo, que fija las normas sobre las emisiones de CO2 en los turismos y vehículos comerciales nuevos. Esta normativa implica que aquellos fabricantes que no la cumplan se enfrentarán a multas bastante altas.

Entre otras cuestiones, la normativa recoge que las emisiones de los vehículos vendidos será de un máximo de 95 g/km de CO2. Por cada gramo que supere este límite, la Unión Europea penalizará a la marca con 95 euros por vehículo matriculado. Así, por ejemplo, un coche que emita 120 g/km tendrá una multa de alrededor de 2.500 euros.

Esto hace suponer que las multas para los fabricantes en Europa oscilarán entre los 14.000 y  30.000 millones de euros para finales de 2020. Esto puede suponer un lastre importante para el sector e incluso repercutir en la rentabilidad de algunos fabricantes.

Aunque se han establecido fórmulas para que las marcas hagan una media de sus ventas y evitar así parte de las sanciones, las compañías ya han establecido líneas de fabricación, así como un posible incremento final del precio de los vehículos.

Los coches podrían ser más caros a partir de 2020

Apuesta por la electrificación de los vehículos

Como respuesta ante esta nueva situación, los fabricantes han apostado por otras fórmulas, como es desarrollar vehículos que cuentan con un motor eléctrico. Estos vehículos son coches híbridos, coches híbridos enchufables y coches eléctricos.

Aunque hay otros que prefieren recurrir al gas como el GNC o el GLP, con el fin de rebajar el promedio de CO2 y cumplir con el ratio propuesto por la Unión Europea. Este se irá reduciendo poco a poco hasta desaparecer o, lo que es lo mismo, conseguir que haya cero emisiones en 2023.

Asimismo, otras empresas han optado por impulsar la venta de coches diésel mucho más eficientes en emisiones de CO2. Cabe recordar que los coches de motor diésel más contaminantes son aquellos que no cuentan con la correspondiente etiqueta de la DGT. Sin embargo, aquellos que cumplen la normativa Euro 6 presentan un nivel de emisiones reducido.

En base a esto, Mazda ha apostado por llevar a cabo una estrategia mixta en la que, además de trabajar en la hibridación de sus modelos, contempla la optimización de sus motores de gasolina y gasoil, con el objetivo de hacerlos más limpios gracias a la tecnología Skyactiv X. Para este año 2020, la empresa tendrá más de la mitad de su gama electrificada.

En cambio, otros grandes grupos, como pueden ser Renault o Volkswagen, ya han anunciado que van a cumplir con los límites impuestos en la normativa para evitar así las posibles multas. No obstante, las buenas intenciones de los fabricantes no sirven de nada, sí los usuarios no adquieren aquellas gamas de vehículos con motores menos contaminantes. Hay que tener en cuenta que estos coches más eficientes desde punto de vista medioambiental son más caros para el consumidor.

Es por este motivo que algunas marcas están planteando vender coches eléctricos durante el 2020 a un precio menor, para llegar al promedio de emisiones de dióxido de carbono establecido por la Unión Europea.

Consecuencias para los consumidores

Tanto la normativa europea como las diferentes estrategias adoptadas por los fabricantes, afectará a los consumidores de varias formas:

  • Importe de las multas en el precio los vehículos: existe la posibilidad de que los fabricantes añadan una carga financiera en aquellos vehículos que puedan ser penalizados. Dicho de otra manera, y el importe de la multa se incluirá en el precio de los vehículos que no cumplan con la normativa, para así no repercutir tan negativamente en la rentabilidad de la empresa.
  • Modelos y versiones adaptados, pero con un precio más caro: hay que tener en cuenta que la tecnología que se utiliza para reducir las emisiones, independientemente del tipo de vehículo, es cara. Esto dificulta mantener el precio de los vehículos de baja gama, que podrían perder rentabilidad en la venta en caso de no incrementar el precio final del producto.
  • Desaparición o encarecimiento de algunos modelos o versiones: en aquellos modelos cuya rebaja de emisiones resulte más complicada o más costosa, posiblemente tiendan a desaparecer o a incrementar su precio de venta.

Ante la subida inminente de precios, te invitamos a visitar el catálogo de Renting Finders, donde encontrarás atractivas ofertas de coches con una forma de pago mucho más cómoda y con más ventajas. Para solicitar más información no dudes en contactar con nosotros.

Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top