Glosario de términos

Asistente de aparcamiento activo

Se denomina asistente de aparcamiento activo (Parking Assistance Package) a todos aquellos sistemas que facilitan el aparcamiento de un vehículo, especialmente en espacios reducidos. El principal objetivo de esta tecnología es facilitar la maniobra de aparcamiento y ayudar al conductor tanto a entrar como a salir de la plaza de aparcamiento. No proporciona un estacionamiento autónomo, sino que necesita la actuación del conductor manejando los pedales y las marchas. 

El asistente de aparcamiento activo ofrece el control de la dirección y ofrece así una mayor precisión. Se debe tener en cuenta que el conductor solo tiene visión delantera y gracias a la tecnología del vehículo, se tiene un mayor ángulo de visión. 

El coche obtiene la información mediante los sensores que componen buena parte de su sistema tecnológico. Tanto en el frontal como en la zaga, los vehículos equipados con este sistema tienen sensores de proximidad que indican la distancia a la que estamos de un obstáculo. Dichos elementos tienen como objetivo buscar un espacio u hueco para estacionar e indicarnos la accesibilidad del mismo para que el coche entre fácilmente.  

¿Cómo estacionar el coche con el asistente de aparcamiento activo?

  1. Todos los elementos componentes del asistente de aparcamiento buscan y miden el espacio de aparcamiento. Al pulsar el botón del asistente de aparcamiento activo, el mismo localiza un aparcamiento a una distancia de alrededor de metro y medio y a 30 km/hora.
  2. Una vez que el coche ha considerado que el espacio encontrado es suficiente, el conductor tiene que colocar el coche en la posición que le indica el asistente en la pantalla. El conductor tendrá que acelerar, frenar y engranar la primera o la marcha atrás. El asistente de ayuda a la conducción tomará el control de la dirección e irá situando el vehículo correctamente.
  3. El vehículo se posiciona en la plaza de aparcamiento. El sistema de aparcamiento puede solicitar que el conductor cambie de marcha y frene.

Utilidad del asistente de aparcamiento activo

La utilidad del asistente de aparcamiento activo parece obvia, pero no se suele utilizar cada vez que se vaya a aparcar el coche. Es un método útil, pero bastante lento y la mayoría de veces no nos apoyaremos en su uso, puesto que gran parte de nuestras maniobras no lo requieren. Sin embargo, sí es francamente útil y práctico cuando no tengamos garantía de poder aparcar con seguridad o sin rayar o abollar el coche propio y los ajenos en un lugar en el que vaya a caber justo. 

También resulta una herramienta valiosa, sobre todo para conductores principiantes, porque nos ayuda a aprender y conocer más en profundidad las fases y los ángulos de giro que debemos realizar para estacionar. 

Tipos de asistentes de aparcamiento

En el mercado automovilístico existen numerosos fabricantes y modelos, por lo que, en la actualidad existen varios tipos de asistentes de aparcamiento. La clasificación más importante está entre los asistentes de aparcamiento no automáticos y automáticos. 

  • Asistentes de aparcamiento no automáticos: son los que más se utilizan en los vehículos y tienen como objetivo detectar la distancia entre el coche y posibles obstáculos. Este asistente puede ser acústico, luminoso o mediante cámaras
  • Asistentes de aparcamiento automáticos: este tipo de asistentes son capaces de mover el volante de forma autónoma, pero el conductor tiene que controlar el pedal de freno, el del acelerador e incluso cambiar de marcha. Dentro de esta clasificación se pueden encontrar los asistentes completamente automáticos y los semi automáticos.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h