Glosario de términos

Rueda de repuesto

La rueda de repuesto es una rueda adicional que llevan algunos coches para poder utilizar en caso de pinchazo, o para sustituir alguno de los neumáticos que ya están montados previamente en el vehículo.

Generalmente, las ruedas de repuesto vienen montados de fábrica en llantas de acero, llantas de chapa o llantas de aluminio, aunque existe la posibilidad de usar como rueda de repuesto una rueda exactamente igual que las otras cuatro ruedas del coche.

La rueda de repuesto con iguales características que el resto de ruedas del coche, es la única forma con la que puedes continuar circulando sin limitaciones de kilometraje o velocidad tras haber sufrido un pinchazo.

Existen de ruedas de repuesto “galleta”, de menores dimensiones y peso que los otras ruedas del vehículo y que podrás usar para sustituir alguno de las ruedas, pero que no te permitirán circular a más de 80 km/h y un máximo de 80 km, donde deberás buscar un taller donde te realicen el cambio a un neumático nuevo con el tamaño correcto.

Las ruedas de repuesto normalmente están aseguradas con un sistema antirrobo y se puede ubicar en diversos lugares del vehículo dependiendo del fabricante:

  • debajo del maletero del coche,
  • en el capó, es decir, donde se encuentra el motor (en coches tipo 4X4, el neumático queda visible. En este caso, los neumáticos de repuesto se suelen proteger con alguna funda especial para neumáticos).
  • debajo del chasis, en vehículos más grandes como camiones, donde los neumáticos, por supuesto, también son más grandes que los neumáticos convencionales.

Ventajas y desventajas de llevar una rueda de repuesto

Algunas de las b de tener en el coche una rueda de repuesto son:

  • No se necesita ayuda ante un pinchazo. Con un gato para levantar el coche, se puede reemplazar rápidamente la rueda pinchada por la rueda de repuesto.
  • En un viaje largo, donde el servicio de grúa de tu seguro no tenga alcance, tener una rueda de repuesto te puede salvar de más de una situación incómoda.

Desventajas de tener neumático de repuesto tradicional:

  • El coche consume un poco más por al peso extra de la rueda de repuesto. Aunque las ruedas de repuesto están pensadas para ser lo más livianas posible, siempre será un peso más con el que deberemos cargar.
  • La rueda de repuesto ocupa cierto espacio en el vehículo que podría ser aprovechado para meter otras cosas (principalmente cuando la rueda va en el maletero del coche).

Los nuevos vehículos no siempre incluyen rueda de repuesto, puesto que se considera que por la mejora de las carreteras los pinchazos en los neumáticos han bajado drásticamente. En muchos casos, en lugar de los neumáticos de repuesto, se incluye un kit de reparación de pinchazos.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h