GLosario de términos

Hatchback

El término hatchback hace referencia a los coches compactos. El origen de esta palabra es inglés y se traduce como “escotilla trasera”, haciendo referencia a la “puerta trasera”, es decir, al acceso del maletero. Otra de las denominaciones que reciben es el de coche de tres puertas o de cinco puertas.

Es importante tener en cuenta este concepto, ya que cada vez se utiliza más para referirse al compacto de toda la vida. Podría definirse como un coche práctico, espacioso y económico, que además tiene un buen diseño, es rápido y moderno.

El primer hatchback fabricado en serie fue el Renault 4L, conocido en España con el nombre popular de 4 latas. Este automóvil estuvo en producción desde 1961 hasta 1994. Después, el carácter práctico del hatchback se extendió a los coches de lujo, hasta convertirse en una de las carrocerías más populares en Europa. 

Algunos ejemplos de hatchback utilitatios son el Volkswagen Polo y el Seat Ibiza, así como algunos hactchback compactos son el Volkswagen Golf y el Seat León.

Características de un hatchback

Portón curvado

Este tipo de vehículos tiene una puerta grande en la parte de atrás que se abre hacia arriba para acceder al maletero. Este portón es utilizado en otros modelos de coches, pero el hatchback se diferencia del resto porque es un coche pequeño con un techo curvado hacia abajo en la parte de la zaga.

Precisamente, este portón con techo curvado es lo que les diferencia de que sean confundidos con un coche familiar, que suele ser más vertical.  En el hatchback esa caída es mucho más pronunciada, lo que hace que su vista lateral sea más estilizada.

Cabe señalar, que en el mercado existen vehículos todoterreno, monovolúmenes y furgonetas con portón trasero, pero no por ello se les denomina hatchback.

Longitud

Otra característica que hay que resaltar es la longitud, que va desde la rueda trasera hasta el final delantero, y es más corta que la de un coche familiar. En este último se alarga para aumentar la capacidad de carga. Esto hace que los coches familiares sean unos centímetros más largos.

Segmentos

Al igual que ocurre con otros vehículos, como puede ser el sedán, el hatchback también puede pertenecer a diferentes segmentos. Así pues, este tipo de carrocería está presente en los segmentos A, B y C.

Volúmenes

Tiene dos volúmenes diferenciados: el primero es para la zona del motor o capó y el segundo para el habitáculo y el maletero.

Ventajas de un hatchback

  • El hatchback suele tener un precio más económico
  • Son vehículos muy prácticos.
  • Ahorran combustible, lo que también supone un ahorro económico.
  • Los asientos del hatchback son abatibles para poder ampliar la carga del maletero.
  • Ofrecen flexibilidad, ya que pueden transportar tanto carga como personas.
  • Es más fácil encontrar aparcamiento, asimismo, a la hora de maniobrar también es mucho más sencillo. 
  • Es ideal para la ciudad. Si vives en un área urbana donde no suele haber mucho aparcamiento este tipo de coche es una buena opción.