Glosario de términos

B-SUV

B-SUV es el término que se emplea para englobar a los crossover compactos. Aunque cabe recordar que los SUV (Sport Utility Vehicle), también denominados crossover o todocamino, abarcan varios segmentos de vehículo. Precisamente los del segmento B o compactos son los que más demanda están teniendo.

Características del B-SUV 

Los SUV proceden de plataformas de otros modelos a los que se les incrementan las dimensiones y se les dota de mayor altura libre al suelo. Esto los convierte en vehículos polivalentes. Tienen carácter tanto familiar como campero, pero sin contar con los recorridos de suspensión y las propiedades típicas de un todoterreno.

En los últimos años se les ha dotado de un mayor tamaño. En concreto, el B-SUV cuenta con un máximo de 4,25 metros de largo y los motores suelen ser de cuatro cilindros y con una capacidad de dos litros. Sin embargo, la amplia oferta de modelos de SUV hace que la frontera entre el B-SUV y el C-SUV no sea siempre fácil de delimitar.

El origen del B-SUV

La marca que dio comienzo al desarrollo del segmento SUV fue Toyota en 1994 con su Toyota R4V4. Por aquel entonces, nadie fue capaz de prever el éxito tan arrollador de este tipo de vehículos. De hecho, el proyecto estuvo a punto de ser cancelado. En los 90, los que se decidían por adquirir un todoterreno era por la imagen, por la conducción más elevada y por su práctico tamaño.  

Lo curioso es que si hubiera que clasificarlo hoy en día, el Toyota R4V4 pertenecería al segmento B-SUV. Dicho de otro modo, se trata del segmento del mercado donde se encuentran los SUV de tipo más urbano y de tamaño más pequeño.  Además, contra todo pronóstico inicial, los B-SUV actualmente han disparado sus ventas y es uno de los segmentos que más novedades incorpora. De hecho, se ha convertido en el vehículo favorito de los más jóvenes.

¿Por qué el B-SUV es un segmento tan popular?

Existen varias razones por las que se ha convertido en los vehículos más demandados. Los principales motivos son:

  • La imagen robusta que tienen.
  • Mayor seguridad al volante.
  • El carácter deportivo y juvenil de este tipo de vehículos.
  • Su tamaño compacto.
  • Su habitabilidad y sus prestaciones.
  • Su tecnología.
  • El equipamiento.
  • Posibilidad de personalización.
  • La combinación de colores.
  • El precio atractivo.

Cómo elegir el B-SUV más adecuado

Aunque la elección no suele resultar fácil, hay que plantearse primero cuál va a ser su uso. Es decir, si vas a usarlo más fuera del asfalto porque te gusta disfrutar del ocio al aire libre, una buena opción sería el Jeep Renegade. Pero también tienes la posibilidad de optar por un vehículo más discreto con tecnología de última generación, con un motor eficiente como el del Opel Crossland X. En cambio, si buscas tener una mayor sensación de seguridad, sobre todo en las curvas, una buena opción son el Seat Arona y el Peugeot 2008.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h