Glosario de términos

Bobina de encendido

La bobina de encendido forma parte del sistema de encendido de un motor de combustión interna y trabaja en conjunto con la bujía. La bobina incrementa el voltaje unas 1000 veces hasta generar un arco eléctrico o chispa en la bujía. Esta chispa produce la combustión y hace que el vehículo arranque.

¿Cómo funciona la bobina de encendido?

La función principal de la bobina de encendido es transformar corriente normal en una de alto voltaje para lograr el arranque del automóvil. Por lo que, si la bobina de encendido falla, el coche no arranca.

La bobina de encendido distribuye a la bujía la corriente eléctrica necesaria para ocasionar la chispa que permite la combustión interna, es decir, transforma un voltaje normal en uno alto. La bujía, ubicada en la cámara de combustión, se encarga de crear la chispa junto con la mezcla de aire que permite arrancar el coche.

Componentes de una bobina de encendido

La bobina de encendido está compuesta por:

  • Núcleo de hierro
  • Arrollamientos o bobinados, primarios y secundarios
  • Conexiones eléctricas, positiva y negativa
  • Un fondo aislante.
  • Una envoltura metálica.
  • Una capa magnética.
  • Un núcleo magnético.
  • Una toma de alta tensión.

Tipos de bobinas de encendido

Existen varios tipos de bobinas de encendido:

  • Bobina de cilindros: se utiliza en sistemas de encendido controlados por contacto
  • Bobina de doble chispa: se utiliza en sistemas de encendido con distribución de alta tensión, los arrollamientos llevan en su interior dos conexiones cada una.
  • Bobina de cuatro chispas: para motores de cuatro chispas.
  • Bobina de una chispa: hay una bobina por cada bujía.

Causas de una bobina de encendido defectuosa

Algunas de las causas que provocan averías en la bobina de encendido son:

  • Cortocircuitos internos: con el paso del tiempo la bobina se puede sobrecalentar y provocar cortocircuitos.
  • Fallo en el suministro de tensión: si la batería es débil o algún cable está dañado, la bobina no recibe la tensión que necesita, por lo que puede provocar una sobrecarga o un desgaste en el sistema de encendido.
  • Daños mecánicos o fisuras: defectos en la junta de la tapa de la válvula o daños en las conexiones pueden estropear el aislamiento de las bujías que provoca un desgaste en la bobina de encendido.
  • Fallos en el contacto: la sal en invierno o el lavado del motor pueden provocar corrosión en el cableado.

Síntomas de una bobina de encendido averiada

La bobina es un elemento esencial en el sistema de encendido de un vehículo, por lo que si falla podemos saberlo al momento. Algunos de los síntomas que determinan que una bobina de encendido está defectuosa son:

  • El coche no arranca o le cuesta arrancar.
  • El motor no acelera o tiene pérdida de potencia.
  • El humo del tubo de escape se vuelve negro o huele a gasolina.
  • Se enciende la luz de control de motor en el panel de mandos.

Mantenimiento de la bobina de encendido

El paso del tiempo puede afectar a la bobina de encendido, por lo general, tiene una vida útil entre 60.000 y 80.000 kilómetros. Por lo que, es recomendable revisar el funcionamiento de la bobina cada cierto tiempo, algunos factores pueden acortar su vida útil.

Para evitar sorpresas, es necesario revisar de forma periódica los cables que conectan con las bujías o la potencia de la batería. La unidad de conexión o la etapa final de la unidad de mando se pueden dañar y provocar un fallo en la bobina.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h