Glosario de términos

Carga inalámbrica

El desarrollo de la tecnología de soporte para los coches eléctricos apuesta por la versatilidad y practicidad para el conductor. En este sentido, los avances mundiales de la tecnología apuntan hacia la carga inalámbrica, atendiendo dos puntos neurálgicos: la autonomía y la capacidad de las baterías.

¿Cómo funciona?

Básicamente, este tipo de alimentación eléctrica consiste en dos placas entre las cuales se realiza la recarga electromagnética. La placa en el suelo, conocida como bobina primaria, está alineada con la que está bajo el coche, bobina secundaria. La primera le transmite, sin mediación de cables, la energía a la segunda, y esta a la batería.

Los especialistas auguran un desarrollo acelerado de esta forma de recarga, dados los signos de la tecnología actual. Lo que ahora se aplica a dispositivos pequeños como los smartphones, estará disponible para favorecer la autonomía de los coches.

Posiblemente, los avances de sistemas de carga inalámbrica determinen baterías menos pesadas para el área urbana. En el caso de viajes interurbanos, se utilizarían baterías más grandes y estaciones de recarga en carretera.

La recarga inalámbrica siempre disponible

Entre los escenarios factibles del futuro cercano está planteada la instalación de las bobinas en los garajes, así como en la vía pública. No será de extrañar que haya electrolineras de alimentación en la vía y paradas de semáforos.

Resulta factible que se implemente en lugares de circulación, como los carriles de recarga en autopistas y aparcamientos. Es decir, la recarga electromagnética inalámbrica podrá realizarse mientras se conduce o cuando se estacione.

Incremento de la eficiencia

Uno de los elementos más provechosos del desarrollo de esta tecnología está en reducir el desperdicio de energía. El aprovechamiento de este sistema llega a estar por encima del 90% de eficiencia y aproximándose al 100%.

Como apoyo a la oferta de coches eléctricos, las grandes firmas avanzan en brindar también sistemas de recarga cómodos, eficientes y seguros.

Fabricantes de automóviles como Audi, General Motors, Hyundai y BMW apuestan por desarrollar prototipos de recarga de 3,6 y 7,2 kW. Las empresas tecnológicas investigan para la carga rápida y ultrarrápida.

Ventajas de las cargas inalámbricas

Detrás de esta tecnología está la reducción del tiempo de recarga, e incluso la búsqueda de una autonomía ilimitada del coche. Igualmente, pretende dar comodidad al conductor, dejando la recarga como un proceso automático del vehículo. Desde otra perspectiva, también se reduce el peligro del vandalismo.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h