Glosario de términos

Multa

Una multa es un tipo de sanción administrativa o penal consistente en un pago en dinero, que se aplica cuando una persona o empresa infringe alguna normativa legal. En el ámbito jurídico son denominadas sanciones o penas pecuniarias. Las multas son de tipo coercitivo, es decir, que si no se pagan en el plazo previsto, su importe se incrementa imponiendo multa reiteradas.

En el caso de una multa de tráfico, esta sanción puede acarrear además una pérdida de puntos del carnet de conducir. Aunque cabe destacar que en algunos casos existe una bonificación por pronto pago. Esto consiste en una rebaja de la cuantía económica de la multa, que a veces puede ser del 50%, por pagar en los 20 días naturales posteriores a la notificación de dicha sanción.

La misión principal de una multa es desalentar a la ciudadanía a incumplir la normativa legal vigente. No se utilizan para reparar o compensar algún derecho de los afectados que han sufrido la infracción, sino que va a parar a las arcas del Estado. La finalidad última es castigar a quien cometió la falta o el delito y dar ejemplo para evitar que otros incurran en lo mismo.

¿Quién pone las multas?

Generalmente, las sanciones de este tipo suelen estar relacionadas con infracciones del Código de Circulación. Este último determina la cuantía que ha de pagar el infractor en función del tipo de infracción. Algunos delitos son sancionados por las leyes penales. 

Su aplicabilidad viene fijada por el Código Penal, quien también recoge los denominados delitos contra la seguridad vial en su Capítulo IV, Título XVII del Libro II de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre.

Lo más común es que las denuncias de circulación sean efectuadas por los agentes de la circulación. Aunque estas pueden ser realizadas por cualquier individuo, salvo la tramitación de las multas. Esto último le corresponde a la autoridad de tráfico, a la policía municipal o al departamento correspondiente.

Ejemplos de infracciones

Existen una serie de infracciones de tráfico realizadas por conductores que pueden derivar en una sanción económica, además de la pérdida de puntos en el carnet de conducir, e incluso una pena de cárcel. Algunas de estas infracciones son:

  • Dar una alta tasa de alcohol en sangre.
  • Conducir bajo efectos de las drogas.
  • No realizar la prueba de alcoholemia o drogas cuando se le solicita.
  • Conducción temeraria.
  • Llevar un inhibidor de radares en el vehículo.
  • No realizar los descansos previstos en conducciones largas.
  • Alterar el limitador de velocidad.
  • Conducir sin carnet.
  • Tirar a la vía objetos que entrañen peligro.
  • Exceso de velocidad.
  • No respetar las señales de tráfico ni la prioridad.
  • Adelantamientos indebidos.
  • Cambiar de sentido en una zona prohibida.
  • Dar marcha atrás en autovías y autopistas.

Todas estas acciones pueden acarrear una multa de entre 200 euros, en el caso de las infracciones leves, y 1.000 euros, para las infracciones muy graves. Además, en estas últimas se contempla una pena de prisión de 3 a 6 meses en función de la gravedad.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h