Glosario de términos

Rendimiento térmico y volumétrico

El rendimiento térmico es la eficiencia con la que es transformado el calor de la combustión en rendimiento mecánico. Para determinar el rendimiento térmico se calcula la cantidad de energía que proporciona el combustible. Los motores de combustión interna, ya sea por gasolina o diésel, son artefactos térmicos que funcionan de distinta manera.

Por su parte, el rendimiento volumétrico es la relación entre el aire que aspira el cilindro del motor y el volumen que podría contener la cilindrada del mismo. Este rendimiento interviene directamente en la potencia del motor: entre mayor es la masa de aire dentro de los cilindros, mayor será la cantidad de combustible con la que se hará la combustión.

¿Qué es el rendimiento de un motor?

El rendimiento del motor es la fracción restante entre la energía que produce el motor y la energía suministrada por el combustible. Tras la combustión, el motor del coche recibe la energía necesaria para realizar sus operaciones.

Aunque el rendimiento esperado es de un 100%, la realidad es que no existe máquina o motor capaz de alcanzar un nivel tan alto de eficacia.

¿Cuál es el nivel de rendimiento térmico de un coche?

La eficiencia o rendimiento térmico máximo de un motor de gasolina es de 30%, mientras que el nivel de rendimiento del motor diésel es de 40%, debido a un nivel mayor de comprensión. El cálculo de estos rendimientos no incluye factores como problemas en las válvulas, pérdidas de energía por bombeo, entre otros.

¿Cuál es la función del rendimiento volumétrico?

Su principal función es indicar el nivel del llenado de la cilindrada del motor, lo que garantiza una adecuada entrada y salida de los gases.

El aire que entra a los cilindros puede encontrar resistencia ocasionada por el giro del motor. Si en la cilindrada se permite una masa de aire entre los valores de 0,70 y los 0,85,  esta varía de acuerdo a los siguientes factores:

  • Resistencia del aire al pasar por las válvulas, por el conductor y por el carburador.
  • Gases residuales que impiden el flujo de parte del aire nuevo que entra a la cavidad.

En el caso del rendimiento térmico, es inevitable la pérdida de energía que produce el combustible. Sin embargo, las innovaciones tecnológicas buscan mejorar el rendimiento térmico en los coches de combustión interna, como es el caso del V6 Mercedes cuya eficiencia térmica es del 50%.

Aunque estamos hablando de un coche de carreras, este récord puede significar mejoras importantes en el aprovechamiento de la energía de la gasolina.Asimismo, para mejorar el rendimiento volumétrico, asegúrate de que los cilindros de admisión y escape del motor de tu coche se mantengan libres de residuos, y que los conductos cuenten con las suficientes divisiones para disminuir la velocidad de los gases residuales.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h