Glosario de términos

Espejos retrovisores

Los espejos retrovisores son dispositivos que permiten visualizar los vehículos, objetos y personas que están detrás del coche, para evitar el peligro que significa mirar hacia atrás o hacia los lados girando la cabeza o el cuerpo.

Son verdaderos aliados para tu seguridad, los retrovisores están constituidos por un espejo que puede ser plano, esférico o cilíndrico, y son de uso obligatorio en los vehículos de cualquier clase.

Se trata de una tecnología sencilla, pero sumamente efectiva y, aunque en principio sirven para lo mismo que hace 50 años, ha habido algunas modificaciones desde su invención, como veremos más adelante.

¿Cuál es la utilidad de los retrovisores?

Los retrovisores permiten al conductor realizar una serie de maniobras con seguridad: adelantar otros coches, cambiar de carril, aparcar e incluso saber qué hacen o pretenden hacer otros conductores. También sirven para visualizar a los pasajeros que viajan en los asientos traseros, lo cual es particularmente útil cuando se trata de niños.

Conducir sin espejos retrovisores sería una actividad demasiado temeraria; por eso son de uso obligatorio y tanto su número como sus características están regulados por la ley.

¿Qué espejos retrovisores hay en un coche?

Obligatoriamente todos los coches deben tener dos retrovisores, pero hoy en día es muy extraño ver alguno que no tenga tres retrovisores: derecho, izquierdo y central.

Mediante el retrovisor central visualizamos los vehículos que están en la parte posterior del automóvil. Resulta indispensable para conducir en reversa, y su uso es fundamental para estacionar. Lo ideal es centrarlo de modo que abarque todo el parabrisas trasero; además, en esa posición permite ver el espacio posterior de la cabina del coche.

El retrovisor izquierdo debe permitir la visión de hasta una distancia de 10 metros hacia atrás del coche y un ancho de 2,5 metros. Para ajustarlo, se orienta desde el puesto del piloto hasta que permita ver la esquina lateral del coche y el rostro de otros conductores.

El retrovisor del lado derecho se implementó con la aparición de las autopistas, con la finalidad de facilitar el cambio de carril. Debe permitir una visión de hasta 20 metros hacia atrás y un ancho de 4 metros.

El espejo retrovisor derecho permite la correcta incorporación al carril derecho; además, facilita verificar la alineación a la hora de estacionar. Se ajusta de la misma forma que el izquierdo, tomando en cuenta en ambos casos que los retrovisores laterales no deben apuntar hacia el pavimento sino enfocar un punto medio horizontal.

Tipos de retrovisores

El diseño automotriz está cambiando continuamente gracias a los avances tecnológicos, y los retrovisores no son una excepción. Veamos de qué se trata:

  • Retrovisores manuales: se ajustaban manualmente. Posteriormente, se incorporó una palanca ubicada en el interior del coche para moverlos.
  • Retrovisores con plegado eléctrico: poseen un dispositivo eléctrico o botones en el lado del conductor para hacer los ajustes sin tocar los espejos.
  • Retrovisores calefactables: son capaces de calentarse para que el frío o la lluvia no afecten a la visibilidad.
  • Retrovisores antideslumbramiento: tradicionalmente los espejos centrales vienen acompañados de una palanca que permite cambiarlos de posición para evitar que nos deslumbre la luz de los faros de los coches que circulan detrás de nosotros.
  • Retrovisores electrocrómicos: son de oscurecimiento automático. Se trata de vidrios multicapa que, por la acción de sensores de luz combinada con una reacción electroquímica, se oscurecen cuando se les aplica determinada corriente eléctrica y así dejan de reflejar la luz que podría deslumbrar al piloto.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h