Glosario de términos

Factor lambda

El factor lamda va a determinar cuál es la proporción de aire y combustible que ha de mezclarse en el cilindro para lograr una combustión óptima en un ciclo Otto. Este factor tiene relación con la proporción estequiométrica de la mezcla.

En un principio, en aquellos motores con carburador, el ajuste de la mezcla se hacía gracias al estárter que le permitía ajustar la mezcla según la temperatura del motor. Con la llegada de la inyección electrónica,  el proceso se ha automatizado, es más preciso y está controlado por una centralita o ECU.

Esta última, gracias a los sensores del motor, recaba información sobre: revoluciones por minuto, la temperatura del líquido refrigerante, el caudal de aire de admisión y la posición de la válvula de aceleración.

Con la introducción del catalizador,  el factor lambda se ha de mantener en valores próximos a 1  para lograr el máximo rendimiento del motor y la menor cantidad de emisiones contaminantes.

Qué es  la proporción estequiométrica

Esta mezcla o proporción estequiométrica es la relación entre el aire y el combustible que se necesita para que la combustión sea lo más eficiente posible. Para ello se tiene en cuenta el peso y no el volumen.

En función del combustible, la proporción estequiométrica será:

  • Motor de gasolina: 14,7 partes de aire por cada una de gasolina.
  • Motor de gasoil: 14,5 partes de aire por cada una de gasoil.
  • Motor de GLP: 15,63 partes de aire por cada una de gas licuado de petróleo.
  • Motor de GNC: 17,4 partes de aire por cada una de gas natural comprimido.
  • Motor de etanol: 6,7 partes de aire por cada una de etanol.

Para medir y controlar que la mezcla que llega al cilindro es la adecuada para la combustión se utiliza la sonda lamda

Tipos de mezclas

Existen dos tipos de mezclas las llamadas mezcla pobre y mezcla rica. Se denomina mezcla pobre si el factor lambda es mayor de 1 o lo que es lo mismo, si la proporción de aire y combustible es mayor que la proporción estequiométrica. Esto significa que el motor está empleando menos combustible del que sería ideal y consume menos. Asimismo, emite menos contaminantes hidrocarburos y monóxido de carbono.

Pero, por contra, se  obtiene menos potencia, se emiten más óxidos de nitrógeno y se aumenta la tendencia a la detonación, es decir, a dar lugar a una combustión rápida y violenta que puede dañar los pistones.  Por otro lado, la mezcla pobre es incompatible con el catalizador. 

La mezcla rica es la  que lleva más cantidad de combustible. Esta proporciona una mayor potencia al motor. Aunque consume más y la emisión de gases contaminantes es mayor. Al igual que la mezcla pobre, esta mezcla tampoco se puede usar en motores con catalizador.

Así, cuando se arranca el coche en frío, el sistema ajusta la mezcla para que esta sea rica con el fin de que la aceleración sea clara. En cambio, cuando el coche ya ha alcanzado su temperatura óptima, de nuevo ajusta la mezcla para que esta sea pobre. De este modo, se consumirá menos con el motor. 

En el caso del motor al ralentí, por norma, se suele enriquecer la mezcla con el fin de superar de forma más fácil las fricciones internas del motor.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h