Glosario de términos

Presupuesto

Antes de firmar cualquier contrato de un servicio, tanto personas físicas como jurídicas pueden pedir un presupuesto, es decir, un cálculo anticipado del coste de este servicio. En el caso del renting de coches, el cliente, ya sea un particular, un autónomo o una empresa, puede pedir un presupuesto para contemplar varias opciones de vehículos y elegir aquel coche de renting que más convenga, ya sea por precio, por prestaciones del propio vehículo o por los servicios adicionales.

Cada vez son más las empresas, profesionales y particulares que se interesan por el renting de coches. Gracias al renting, empresas y autónomos pueden readaptar sus flotas, hacer una mejor planificación de la tesorería, obtener algunas ventajas fiscales y despreocuparse de algunas gestiones del coche como el mantenimiento del mismo, la contratación de un seguro o las averías.

Cómo calcular un presupuesto de renting

Empresas, autónomos y particulares pueden solicitar un presupuesto de renting. No hay dos presupuestos iguales porque cada uno se realiza en función de las necesidades de cada usuario. Estos son los factores principales a tener en cuenta a la hora de elaborar un presupuesto de renting:

  • El modelo exacto de vehículo que se va alquilar.
  • Kilometraje anual.
  • Duración del contrato.
  • Labores administrativas: compra del vehículo, matriculación, transporte desde la fábrica hasta el cliente, etc.
  • Mantenimiento preventivo mecánico del vehículo y revisiones correspondientes.
  • Reparación del coche en caso de avería.
  • Cambio de neumáticos.
  • Seguro contra siniestros y robo del vehículo.
  • Asistencia en carretera.
  • Servicios adicionales: vehículo de sustitución, servicio de reclamación de multas, repostaje, etc.

Todos estos servicios están incluidos en la cuota que habrá que pagar durante los meses que dure el contrato. A dicha cuota se le añadirá el IVA correspondiente. Asimismo, algunas empresas de renting solicitan un depósito o fianza. Esta última se habrá de contabilizar y reflejar en los libros de contabilidad, en el supuesto de ser empresas o autónomos.

Factores a considerar 

Servicios no incluídos

Cuando se firma un contrato de renting, por lo general, este tiene una duración de 2 a 4 años por el que se paga una cuota fija mensual. No obstante, esta cuota no incluye repostajes de combustible, ya que es un servicio opcional en la contratación del servicio de renting, limpieza del coche, multas del usuario, ni reparaciones de daños por mal uso del coche.

El renting en los libros de contabilidad

En el caso de las empresas y autónomos, a estos el renting les supone ventajas fiscales. Al tratarse de un bien no transferible en propiedad y sin posibilidad de compra, este arrendamiento no es amortizable, sino que ha de contemplarse en los libros de contabilidad como un gasto contable. Por tanto, no aparecerá como deuda o, lo que es lo mismo, no supone ninguna alteración en el libro de cuentas.

De este modo, al ser un bien alquilado, tampoco quedará reflejado en el inmovilizado de la empresa, ya que no se trata de una inversión. Como consecuencia, la empresa gana una mayor libertad de movimiento en liquidez.

Ventajas fiscales

Otra de las cuestiones a tener en cuenta es que el renting tiene ventajas fiscales para las empresas y profesionales, ya que pueden desgravarse el 50% del IVA o hasta el 100% si se puede demostrar que el vehículo se usa solo para la actividad profesional. Además, el renting de vehículos es un gasto deducible del IRPF y para las empresas, es un gasto deducible de cara al cálculo del Impuesto de Sociedades.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h