Glosario de términos

Barqueta

La barqueta es un coche de competencia que se caracteriza por tener una carrocería muy ligera y estar equipado con un motor de gran potencia. En muchos casos se puede tener un perfil de su potencia por el número de litros por peso del vehículo.

Para entender este tipo de coche basta con la imagen del mismo pero sin techo, capota, puertas, ventanillas y parabrisas. En su defecto, el conductor va al descubierto y cuenta con un volante, un asiento y las cuatro ruedas.

Los diseños aerodinámicos tienen en este tipo de coches su mayor grado de versatilidad y eficiencia. Visto desde otro ángulo, se puede decir que son vehículos que carecen de toda comodidad o confort.

La estructura de la barqueta

Si partimos del hecho de que los coches tipo barqueta están centrados en su carácter liviano, entonces resulta importante su estructura. Por una parte, tienen un perfil bajo y están configurados con materiales livianos y resistentes.

Por este motivo existen modelos que poseen un chasis multitubular con refuerzos de aluminio y carbono. Igualmente, para atender a las normativas de seguridad, pueden incluir un arco de seguridad en el equipamiento del vehículo.

La importancia de los materiales

Los coches tipo barqueta fueron desarrollados originalmente para la competición. De ahí su diseño con el menor peso posible, combinado con la mayor potencia en términos relativos, por lo que la elección de los materiales que se emplean en su fabricación son de mucha importancia.  

Al pensar en la carrocería, se emplean estructuras de fibra de vidrio reforzada e incluso de fibra de carbono. Así, el vehículo gana en liviandad. Esta característica permite enfocar interés en el sistema de amortiguación, por ejemplo.

La potencia de una barqueta

El diseño de estos vehículos estima su eficiencia en términos de potencia y aerodinamicidad. La motorización establece una relación de CV para movilizar el peso de la estructura con gran ventaja.

En algunos casos puede presentarse un modelo con un motor que presta 260 CV para impulsar un coche de 600 kilogramos. Es decir, que la relación daría 2.30 kilos por cada CV, sin tener en cuenta los beneficios aerodinámicos.

Otras particularidades de una barqueta

Los circuitos de carrera de montaña son el ámbito de competencia al que se someten las barquetas. Para tal fin, los fabricantes desarrollan su ingenio y conocimiento técnico con miras a lograr el máximo rendimiento.

No se puede evitar establecer las analogías entre estos vehículos y sus mayores, los GT. Aunque estos últimos guardan elementos de seguridad mayores, como la barra antivuelco, las barquetas son un reto a cielo abierto.

Gran parte del encanto de estos vehículos se debe a que los fabricantes desarrollan su ingenio y conocimiento técnico para lograr el máximo rendimiento. Si pensamos en términos de exigencia y presupuesto, puede entenderse la eficiencia del diseño.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h