GLosario de términos

Deportivo

Un deportivo es, por lo general, un coche pequeño y bajo para dos pasajeros que ofrece una respuesta rápida, puede circular a altas velocidades y está diseñado para ser conducido en la vía pública. Suelen estar asociados a una carrocería coupé o descapotable, aunque hoy en día existen deportivos de todos los tamaños y formas y con espacio para más de dos pasajeros.

Por el contrario, existen modelos que presenten una carrocería deportiva y están equipados con algunos aspectos comunes a los vehículos deportivos, pero esto no quiere decir que lo sean. Para que un coche se considere deportivo, debe contar con un tiempo reducido de aceleración, una velocidad máxima elevada, mejor sistema de frenada y más caballos de potencia que un automóvil regular.

Tradicionalmente se utilizaba este término para los coches de algunas marcas destacadas o para modelos de precios elevados y exclusivas prestaciones, como una cilindrada elevada. Hay quien argumenta que un coche deportivo es aquel cuyo diseño se basa en maximizar el rendimiento por encima de la practicidad. Otros, en cambio, basarán la diferenciación en la suspensión y la conducción del coche.

Características de un coche es deportivo

Hay algunos aspectos que un vehículo debe cumplir para ser considerado como coche deportivo:

  • Su diseño parte de ofrecer un alto rendimiento con capacidades parecidas a las de un coche de circuito. 
  • En base a esto, es importante destacar su velocidad y potencia. Puede alcanzar velocidades de 0 a 100 km/h en cuestión de pocos segundos.
  • Cómo es el peso y el reparto del mismo en sus ejes. El peso suele ser inferior a la tonelada y se encuentra más cerca del suelo.
  • Además de mejorar la apariencia del coche deportivo, la suspensión le añade precisión y estabilidad en las curvas. De igual modo, los amortiguadores están preparados para reducir los vaivenes de la carrocería en los virajes, aceleraciones y detenciones fuertes. Además, la suspensión tiene menos recorrido que en un turismo.
  • El motor está reforzado para soportar la tensión a la que están sometidos.
  • La transmisión también está preparada para soportar los continuos cambios de velocidad de manera rápida. Esta puede ser automática o manual. Algunos incluso están preparados para hacer sufrir lo menos posible al embrague.
  • La tracción puede ser delantera o total.
  • El chasis es diferente a los coches que circulan habitualmente por las carreteras. Este suele ser rígido y ligero para favorecer el dinamismo del vehículo.
  • Los neumáticos suelen ser de un compuesto blando y son más anchos en el eje motriz. Así facilitan el agarre, aunque se desgastan más rápidamente.
  • Una buena dirección es algo obligatorio en todo coche deportivo que se precie. Esta puede variar según su desmultiplicación, nivel de asistencia y sensibilidad.

Tipos de coches deportivos

Los deportivos pueden clasificarse en tres categorías:

  • Deportivos: estos coches pueden tener tracción delantera, total o trasera. 
  • Superdeportivos: Suelen tener más de 500 CV de motor y es raro que incorporen únicamente tracción delantera.
  • Hiperdeportivos: son los deportivos extremos en su diseño, prestaciones y precio. Su motor, ubicado en la zona trasera, se acerca o supera los 1.000 CV.