Glosario de términos

Bloqueo electrónico del diferencial (EDS)

El Sistema de Bloqueo Electrónico del Diferencial (EDS) es una tecnología que permite una mayor adherencia de las ruedas sobre la calzada. Este bloqueo, entre otras cuestiones, también reduce el desgaste de los neumáticos, permitiendo realizar arranques suaves. 

El bloque electrónico también recibe el nombre de EDL debido a su denominación en inglés (Electronic Differential Lock). Es habitual encontrarlo en todoterrenos, pero cada vez se incorporan en coches de tipo más urbano.

El EDS forma parte del sistema electrónico de estabilización (ESC) y del control de tracción (ASR). Además, también aumenta la seguridad del vehículo y permite al conductor una mayor tranquilidad en los trayectos.

Se mantiene activo hasta aproximadamente los 40 km/h. A no ser que el coche cuente con el sistema de tracción como el 4MOTION que permite mantener activo EDS hasta los 80 km/h.

Utilidad del Sistema de Bloqueo Electrónico del Diferencial

Supón que estás subiendo una pendiente, ha llovido y en el lateral de la carretera se ha formado un barrizal. Cuando las ruedas entran en contacto con el barro éstas patinan y al acelerar los neumáticos pierden adherencia. En esta situación pueden darse dos posibles casos: 

  • Que el coche se quede en el sitio 
  • Que el coche  poco a poco comience a ir hacia atrás.

Es aquí cuando el sistema de bloqueo electrónico diferencial entra en acción y permite al vehículo seguir avanzando a pesar de que el terreno presente desniveles.

Cómo funciona el Sistema de Bloqueo Electrónico del Diferencial

El sistema colabora con los sensores de giro que están integrados en el ABS, es decir, controla el número de vueltas que dan las ruedas motrices. Esto, junto con los sensores de velocidad, ayuda al sistema a detectar que hay un problema en la rueda. 

Así, si el EDS recibe información que la rueda derecha está patinando (mientras la otra no) y la velocidad del vehículo es lenta interpretará que hay un problema. La adherencia falla y hay que recuperar el agarre sobre el terreno.

Para ello el EDS frena la llanta que está girando muy rápido y transmite fuerza al motor. De este modo, la rueda que toca suelo firme puede girar sin problema y el coche sigue su marcha.

Siempre hay que tener en cuenta que se ha de pisar el acelerador con precaución para incrementar la velocidad, sobre hielo, nieve o barro. A pesar del EDS, la rueda motriz puede patinar igualmente. 

Además, como cualquier otro componente, el bloqueo electrónico se puede averiar. Si se enciende el testigo del ABS, indica que el EDS está dañado.  Del mismo modo, el correcto funcionamiento del bloqueo puede verse afectado si se realiza algún tipo de modificación en el vehículo (cambio en el sistema de frenos, en el motor o en la propia combinación de ruedas).

Ventajas del Sistema de Bloqueo Electrónico del Diferencial

Las ventajas de este sistema son:

  • La tracción se recupera en un tiempo mucho menor.
  • El control del vehículo es mucho más rápido.
  • El desgaste de las ruedas se reduce porque evita que las ruedas giren a gran velocidad  sobre terrenos con poco o nula adherencia.
  • Mejora el arranque, subida o aceleración en pendientes, aunque la calzada esté en malas condiciones.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h