Glosario de términos

ECM – módulo de control electrónico

El ECM de un coche es el módulo de control electrónico o, lo que lo mismo, el sistema integrado que se utiliza para controlar la distintas funciones de los sistemas eléctricos que incorpora un vehículo. Es un ordenador de a bordo, también conocido como unidad de control de motor (ECU) o módulo de control de tren motriz (PCM).

Al igual que un ordenador, este sistema también se compone de un hardware y un software. En cuanto al primero, este consiste en una placa de circuito impreso que no se puede manipular y que está protegida por todos lados por una cubierta. Su ubicación suele estar registrada en el manual del propietario o puede seguir el cableado eléctrico del coche, que facilitará localizar el ECM.

En lo que respecta al software, este está programado para determinar los parámetros aceptables y emitir comandos basados en los datos de entrada que reciben los sensores. Todas estas operaciones suceden casi al instante, por eso la tecnología utilizada es muy sensible.

Funciones del ECM

Los ECM se encargarán de supervisar todos aquellos aspectos eléctricos de un coche. Por norma general, se centran en el rendimiento del motor. Se aseguran de que el aire, el combustible y la chispa estén en la proporción y en el tiempo correctos.

Desde 1996, los vehículos incorporan ECM más complejos y reprogramables, aunque deben ser codificados y estabilizados en función del coche específico que sea.

Funcionamiento del ECM

La unidad de control electrónico de un coche funciona gracias a un control de bucle cerrado o un tipo de esquema de control, cuya misión es monitorizar las salidas de un sistema con el objetivo de controlar las entradas enviadas a dicho sistema.

Para ello el vehículo cuenta con decenas de sensores en los sistemas eléctricos. Estos últimos envían datos al módulo de control electrónico y efectúan los cálculos correspondientes, que determinarán  el tiempo de encendido y el tiempo que debe permanecer abierto o un inyector de combustible.

Cómo detectar averías en el ECM

Como se puede deducir, el módulo de control del motor o ECM es un componente importante que incorporan la mayoría de los coches modernos. Esto es debido a que controla la mayoría de las funciones de rendimiento del motor y la manejabilidad del vehículo.

Este sistema en los coches nuevos se vuelve mucho más importante porque controla la mayor parte, por no decir, absolutamente todas las funciones del coche. De ahí que sea esencial detectar una posible avería lo más pronto posible. Algunas de las pistas son:

  • Luz de comprobación del motor se encienda normalmente: aunque a veces puede suceder que se enciende por error cuando no hay ningún problema. En este caso se deberá escanear la computadora en busca de códigos de averías para localizar el problema.
  • Paro o fallo de encendido del motor. si el sistema está averiado puede originar problemas intermitentes como atascos o errores en el encendido del motor. No existe un patrón que defina su frecuencia o gravedad. Estos errores pueden tanto aparecer como desaparecer.
  • Problemas de rendimiento de motor: si el ECM tiene algún fallo también puede alterar la sincronización o los ajustes del combustible del motor. Esto afecta de manera negativa al rendimiento que se traduce en una reducción de la eficiencia del combustible, una menor  potencia y aceleración.
  • El coche no arranca: otro síntoma que puede indicar que el ECM tiene algún tipo de falla es que el motor no arranca o cuesta que arranque.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h