Glosario de términos

Parrilla

La parrilla de un automóvil es una estructura que generalmente tiene una forma rectangular y está constituida por múltiples elementos como barras longitudinales o transversales, que entrelazándose forman una especie de malla. La parrilla también puede estar formada por una chapa perforada.  

El término también se refiere a la calandra o al cubreradiador, pero entendiendo, siempre, un elemento exterior, y, por tanto, excluyendo las fundas, tabiques y persianas de mando termostático colocadas en el interior, entre la calandra y el radiador. La parrilla tiene como función permitir el acceso de aire al interior del compartimento delantero de debajo del capó del coche. 

En la mayoría de vehículos la parrilla está situada en la parte frontal del modelo, es decir, que es más un elemento de estilo y de diferenciación de la marca que uno práctico. Algunos fabricantes de coches han prescindido de la parrilla y otros cuentan con una especie de parrillas simuladas que no dejan pasar el aire, estando las tomas de aire del motor integradas en el paragolpes delantero. 

La parrilla ha pasado a ser un elemento estético importante para los conductores de coches. Tanto es así, que se tiene en consideración la parrilla al elegir el coche deseado. Algunos coches que equipan el motor en la parte trasera, han llegado incluso a incorporar parrillas falsas delanteras únicamente para satisfacer a los conductores aficionados a esta distintiva pieza. Las parrillas también pueden estar situadas en otras localizaciones como delante de las ruedas para refrigerar el sistema de frenado o en capó trasero, en el caso de coches con motor atrás. 

Parrillas a lo largo de la historia de los coches 

A lo largo de la historia de la automoción, las parrillas han ido evolucionando e incluso se han convertido en objeto de disputas entre marcas y grupos automovilísticos. Por ejemplo, la parrilla con siete barras verticales de Jeep causó expectación ya que Daimler-Chrysler llegó a demandar a General Motors por el parecido de dicha parrilla a la del Hummer. Finalmente, Chrysler perdió el caso. 

Otra de las parrillas que se ha hecho un hueco en el mercado es la de doble riñón de BMW. Con el paso de los años estas parrillas han ido evolucionando y creciendo en tamaño. Ahora, en 2020 la marca de la hélice acaba de presentar sus nuevas parrillas que pretenden rendir homenaje al BMW 328 de 1936. Ahora son mucho más grandes y verticales, dejando atrás la horizontalidad a la que los usuarios están acostumbrados. 

La parrilla de Rolls-Royce es famosa gracias a que sus creadores han recurrido a un truco óptico para que las barras parezcan perfectamente verticales. Las 4 parrilla de Mercedes-Benz también son muy conocidas y reconocibles. En la actualidad, los coches eléctricos están prescindiendo de las parrillas ya que no necesitan ventilación para el funcionamiento de los motores. Los coches eléctricos apenas necesitan refrigeración, excepto en algunos componentes como el inversor o el motor eléctrico que va situado en alguno de los dos ejes.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h