Glosario de términos

Ángulo muerto

El ángulo muerto es una “zona ciega” en los laterales traseros del coche. El conductor no tiene visión de este ángulo a través de ninguno de los espejos retrovisores, debido al tamaño y estructura del vehículo o la incorrecta inclinación de los espejos.

El campo visual delantero es más amplio y permite observar los objetos externos, no así el trasero que suele verse limitado en algún punto de la conducción.

Este ángulo muerto o zona ciega es el responsable de cientos de choques laterales graves y accidentes de tráfico al año. Como el conductor no tiene el control de todo su campo visual, no le es posible advertir la presencia de otro vehículo aproximándose, ni conocer la distancia lateral entre este y otros objetos. Al realizar alguna maniobra de cambio de carril, las posibilidades de colisión aumentan.

¿Por qué se produce el ángulo muerto?

El campo de visión ofrecido por los espejos retrovisores se ve limitado por el eje rectilíneo de nuestra visión. Todo lo que está al margen de esta zona no será visible. Cuanto mayor sea el tamaño del coche, mayor será el ángulo muerto.

Recomendaciones para reducir el ángulo muerto

Es posible prevenir el ángulo muerto si se tienen en cuenta las siguientes recomendaciones.

  1. Ajustar los retrovisores: la Dirección General de Tráfico recuerda a los conductores que todos los retrovisores del coche deben ajustarse en una superficie llana, con el coche aparcado. El retrovisor interior debe estar alineado según la posición de la luneta trasera, de esta manera se cubre todo este campo visor. Los retrovisores laterales se deben ajustar hacia afuera, hasta que no pueda verse la carrocería del propio vehículo.
  2. Girar la cabeza: con precaución, el conductor puede girar la cabeza rápida y brevemente para observar los coches a su alrededor durante la conducción. Esta acción debe ser rápida, considerando el entorno y sin perder atención a la carretera.
  3. Instalar otros retrovisores: existen muchas opciones que pueden reducir el ángulo muerto como la instalación de mini espejos en cada retrovisor lateral. Asimismo, los espejos panorámicos interiores mejoran el ángulo de visión. Los espejos retrovisores curvos amplían considerablemente el campo de visión al ofrecer un ángulo de 45 grados (30 grados más que los proporcionados por los espejos planos).
  4. Nuevas tecnologías: la mayoría de los fabricantes de coches ofrecen sistemas de información del ángulo muerto, como el detector de ángulo muerto Blis (Blind Spot Information System). Cuando el coche circula por este ángulo, el circuito se encarga de emitir una señal visual y acústica que alerta al conductor sobre los objetos más cercanos a sus laterales. Otros sistemas de seguridad que ayudan a reducir el ángulo muerto son los asistentes de marcha atrás, encargados de avisar al conductor sobre los objetos de su alrededor.
  5. Activar las señalizaciones. Antes de cambiar de carril se deben activar los intermitentes. Los conductores externos estarán alerta ante nuestros movimientos.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h