GLosario de términos

Salpicadero

En la antigüedad se colocaba en los carruajes, a los pies del conductor, un tablero de madera en forma de L para evitar que las salpicaduras de agua y barro llegasen al conductor y a su acompañante. De esta manera surgió la palabra salpicadero. Con la llegada de los coches, el tablero se alargó desde el suelo hasta el volante del coche, por lo que se mantuvo el nombre. 

Hoy en día, el salpicadero funciona de soporte para el panel de control o panel de mandos del coche, el cual contiene numerosos indicadores. Muestra la velocidad, los testigos de luz ante fallos o averías y la distancia recorrida, entre otras opciones. Este panel de mandos se ubica frente al conductor.

¿Para qué sirve el salpicadero en la actualidad?

El salpicadero es una parte importante del coche. Con el paso del tiempo y la tecnología, su ubicación ha cambiado, ha evolucionado, en algunos casos el salpicadero es digital e incluso personalizable.

Hoy en día, el salpicadero es el conjunto de indicadores o instrumentos que muestran el estado del coche. Uno de los indicadores más destacable es el de velocidad para circular dentro de los límites de velocidad establecidos. También está el indicador de combustible, muestra su nivel y avisa cuando el depósito entra en reserva. Otro instrumento es el tacómetro que mide la velocidad de giro del eje.

También podemos hablar del indicador de temperatura o de los testigos luminosos, como la presión del aceite, el testigo de la batería o fallo en el motor. Es muy importante conocer el significado de cada uno de los símbolos que se encienden en el salpicadero del coche. Estos indicadores están conectados con sensores que tiene el vehículo y permite detectar fallos o averías para evitar accidentes o problemas más graves.