Glosario de términos

Downsizing

Las cada vez más exigentes normativas de control de emisiones contaminantes se han ido instalando poco a poco en Europa durante las últimas décadas. Como consecuencia durante la primera década del siglo XXI se puso de moda el downsizing. Con este término inglés se hace referencia a una técnica que consiste en reducir el tamaño y  la cilindrada de los motores.

El objetivo del downsizing es el lograr bloques más ligeros que contaminan menos y que cuyo consumo sea más reducido, pero sin renunciar a la potencia. Es por ello que marcas como Ford, Renault y Volkswagen apostaron por esta técnica. Un ejemplo de ello es el bloque como el1.0 de125 de CV de Ford o el 0.9 TCE de 90 CV de Renault.

Por otro lado, los propulsores de gasolina a todo aquel motor que bajaba de los 1200 centímetros cúbicos y en diésel era menor de los 1500 centímetros cúbicos también se denominan downsizing.

Características de los motores con la técnica downsizing

Es cierto que cada marca tiene su propia fórmula mediante tecnologías distintas, pero por lo general, cuando se busca a reducir de tamaño a un motor se recurre a componentes como el turbo, la distribución variable, la inyección directa, los tres cilindros, la refrigeración del escape y la lubricación dosificada.

El turbo ha sido, quizá, un gran aliado en lo que a limitar el tamaño del motor se refiere. Este permite incrementar la potencia de manera considerable, sin la necesidad de aumentar la cilindrada. Es por ello que los motores downsizing, de régimen de giro del turbocompresor se aumenta todavía más, ofreciendo hasta 250.000rpm. Hay que tener en cuenta que un motor convencional suele ofrecer alrededor de 210.000 rpm.

Además, también permite que llegue una mayor cantidad de aire a los cilindros. Dicho aire en viene a refrigerado previamente por el intercooler. Como consecuencia, se mejora la mezcla y a rendimiento, con lo que se consigue un par máximo de manera rápida y ofrece una conducción ágil.

La inyección directa ayuda que los cilindros reciban el carburante de un modo eficiente, así como la distribución variable se adapta a lo que el motor necesita en cada situación. De esta manera, se permite la apertura o cierre de las válvulas en función del momento.

En cuanto a la refrigeración del escape, es una técnica utilizada por Ford. Esta es sustituta de la tradicional introducción de un aporte extra de combustible para enfriar los gases de escape. Este proceso de refrigeración del escape no necesita consumir más combustible para enfriar los gases, debido a la circulación del líquido refrigerante por la culata, y después por el colector de escape.

Desventajas del downsizing

En principio, el downsizing puede parecer que pueda ayudar a los vehículos a cumplir con las normas sobre emisiones contaminantes. No obstante, desde que en 2019 entrará en vigor el ciclo WLTP, motor fabricantes tuvieron que volver a fabricar motores de cilindrada superior.

 El motivo es que los motores con la técnica de downsizing, al contar con una menor cilindrada junto con el uso de un turbocompresor, tenían menores emisiones de CO2. Esto sí va en consonancia con la normativa, pero a costa de incrementar las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y otro tipo de partículas nocivas. Así que tras el escándalo del dieselgate, muchas marcas prefirieron buscar otras alternativas. Lo que hace suponer que eldownsizing desaparecerá.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h