GLosario de términos

Electrolinera

La electrolinera es una estación de recarga de energía para las baterías de los coches 100% eléctricos y/o híbridos.

Se caracteriza por su sencilla infraestructura. En comparación con las gasolineras, las electrolineras ocupan muy poco espacio, por lo que se pueden encontrar en cualquier espacio público de alta afluencia o circulación de vehículos como parques, centros comerciales, cafeterías, garajes públicos o edificios de oficinas.

Así como los conductores de coches de gasolina o gasoil pagan por el combustible al repostar, en las electrolineras se paga también la energía consumida para la recarga de la batería del vehículo.

Aunque es frecuente que se recarguen las baterías de los coches eléctricos o híbridos enchufables en casa, la relativa autonomía de estos vehículos obliga a sus dueños a tener que recargarlas fuera de casa para que continúen en funcionamiento; de ahí la importancia de las electrolineras cuando de coches eléctricos se trata.

Tipos de electrolineras y de recargas

Existen dos conceptos principales que diferencian a las electrolineras: de recarga y de recambio. En la primera puedes obtener la energía para recargar la batería de tu coche; en las de recambio, por el contrario, intercambias tu batería por una recargada al 100%. No obstante, dada la gran variedad de baterías eléctricas, estas electrolineras no son las más comunes.

Respecto a las recargas, estas pueden ser:

  • Semi rápidas o rápidas: se tarda de 30 a 90 minutos recargar la batería de tu coche. Alcanzan los 50 kW.
  • Lentas: son necesarias de 3 a 4 horas para recargar el 100% de la batería. Ofrecen 7kW.

La mayoría de los usuarios van a las electrolineras para cargar las baterías de sus coches, especialmente en casos de trayectos largos, y usan principalmente la electricidad de sus hogares para recargar durante la noche (de 6 a 8 horas).

Cómo funciona una electrolinera

Las electrolineras funcionan como un autoservicio: el cliente conecta su coche y paga por la energía consumida; el precio dependerá del tipo de vehículo y de la batería.

En las electrolineras es posible recargar varios coches al mismo tiempo, ya que se trata de un sistema bastante simple; sin embargo, es importante que cuenten con el sistema de carga rápida o semirrápida, de modo de que cada coche no emplee más de 30 minutos y se pueda agilizar el proceso.

Otra de las diferencias con las gasolineras tradicionales no solo es el tiempo de la recarga, sino el tipo de energía que se obtiene: la electricidad es mucho más limpia y beneficiosa para el planeta y para la sociedad.

 Electrolineras en España

En la actualidad existen en España cerca de 4.550 electrolineras. De éstas, la gran mayoría se encuentran en Madrid, Barcelona y Valencia. 

Dada la creciente demanda de coches eléctricos y las políticas que favorecen su comercialización, se estima que el número de electrolineras aumente a corto plazo, así como también que se incorporen mayores potencias para optimizar los tiempos de recarga.