Glosario de términos

Carga rápida

Los coches eléctricos requieren un abastecimiento de energía que responda a las necesidades de autonomía de los conductores. En este sentido, se ofrece un tipo de servicio que es el de carga rápida. Puede realizarse en algunas estaciones de servicio capacitadas y en las llamadas «electrolineras».

Los puntos de recarga se plantean con la finalidad de proveer energía para viajes largos, así como para aquellas situaciones en las que el conductor dispone de poco tiempo para recargar el coche eléctrico.

Se trata de un tipo de recarga en un sitio público y con alta potencia, por lo que necesita una instalación eléctrica compleja. Este sistema utiliza corriente continua de hasta 600 voltios y 400 amperios, y puede alcanzar los 240 kW de potencia, por lo que se requiere de un tiempo de entre 5 y 30 minutos para cargar el 80% de una batería. Otra posibilidad es emplear una corriente alterna de 500 voltios y 250 amperios, y que puede llegar a 220 kW con un tiempo de recarga de 10 minutos para brindar una recarga del 80% de la batería.

¿En qué consiste esta recarga?

El conductor realiza un una recarga similar a los coches convencionales. Se realiza la carga sin que el usuario se aleje del vehículo y con supervisión del procedimiento.

Para la recarga que utiliza corriente continua, el usuario debe contar con un conector CHADeMO o CSS Combo. Los coches eléctricos disponen de un sistema para suministrar la carga, el cual está ubicado en el lateral trasero o en la parte delantera del vehículo. En el caso de las estaciones de carga, los sistemas tienen incorporados cables de carga rápida de 50 kW.

Desventajas de la carga rápida

La principal limitación de esta modalidad de suministro de energía está en su frecuencia. El uso cotidiano de este sistema de recarga resulta perjudicial para la vida útil de la batería del coche.

Desde el punto de vista económico, incrementa los gastos del coche por el precio del consumo.

Otras consideraciones

Es importante saber que primero se debe enchufar el cable al punto de carga y luego el extremo correspondiente al coche.

Dentro de las políticas de promoción de coches eléctricos, más amigables con el medio ambiente, está la disposición de puntos de carga gratuitos. Algunos son instalados por los ayuntamientos y los centros comerciales para facilitar su uso de forma cada vez más extendida.Finalmente, debemos acotar que existe una categorización de la carga rápida: semi-rápida, rápida, ultrarrápida.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h