Glosario de términos

Trapecio

El trapecio es una pieza de la suspensión. La llamada suspensión por trapecio está formada por dos brazos triangulares o trapecios, los cuales se articulan por su base a la carrocería. Cada uno de los brazos lleva integrada sendas rótulas. 

El trapecio es un elemento importante para todo el sistema de suspensión; si este está defectuoso puede significar la pérdida del control del coche. Debido a su acción, el trapecio absorbe los movimientos verticales del coche, manteniendo los neumáticos en contacto con la superficie.

Reemplazo del trapecio

Del triángulo que conforma el trapecio, el de mayor desgaste es el silentblock. En algunas ocasiones es desmontable, mientras que en otras no puede separarse del resto del trapecio. Para saber si es necesario hacer un cambio del silentblock se debe evaluar si el coche tira de un lado al frenar y del otro al acelerar.

Otros elementos que pueden sufrir averías son los brazos del trapecio, ya sea uno solo o ambos. Si al conducir o al girar el volante al máximo percibes ruidos similares al de una pieza suelta, es posible que los brazos de trapecio tengan alguna avería. En este caso será necesario hacer el cambio de toda la pieza.

Si la rótula es la única pieza que debe reemplazarse, es posible hacerlo sin necesidad de sustituir todo el trapecio. Sin embargo, una vez hecho el cambio es posible que se evidencien problemas de paralelismo (dirección imprecisa), y esto podría originar la pérdida de control de coche. Para evitar incidentes, es necesario que una vez ajustada la nueva rótula se proceda a someter a toda la pieza a un reglaje de paralelismo.  

Cuando el cambio de trapecio debe realizarse como consecuencia de un impacto, es necesario consultar con un especialista. Este verificará el ángulo de avance para garantizar que la suspensión del motor o el chasis no hayan sufrido algún daño considerable.

Suspensión de doble trapecio

Los avances tecnológicos en materia automotriz han mejorado los sistemas de suspensión de los coches. Los nuevos ejes delanteros con suspensión de doble trapecio brindan una mejor capacidad de respuesta pues tienen una menor masa suspendida.

Para reducir las vibraciones del coche por efecto de las carreteras irregulares o de los baches, el diseño de doble trapecio aporta equilibrio entre las cargas de los ejes traseros y delanteros, mejorando el sistema de respuesta de la suspensión y la dirección del coche.

Este doble trapecio está incluido en el sistema de suspensión junto a los engranajes de dirección, brazos transversales, la barra estabilizadora y los tirantes.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h