Glosario de términos

Triángulo de preseñalización

Cuando se está circulando y de pronto se produce una avería en el vehículo, es necesario colocar los triángulos de preseñalización, también llamados triángulos de emergencia. Su correcta colocación se estudia en la parte teórica del carné de conducir, porque es obligatorio señalizar averías, accidentes y vehículos parados que puedan suponer algún tipo de peligro para el resto de vehículos que circulan.

Es por ello que los triángulos de preseñalización han de tenerse siempre a mano en cualquier tipo de vehículo. Al igual que ocurre con los chalecos reflectantes, los triángulos de emergencia deben ser homologados. Normalmente se llevan plegados dentro de un estuche en el maletero. Son fáciles de transportar y montar.

¿Cómo son los triángulos?

Para que los triángulos sean los reglamentarios han de cubrir una serie de características:

  • Debe ser equilátero, con un hueco en el centro y balizamiento en las esquinas.
  • Tiene que tener un marco rojo reflectante.
  • En cuanto a sus medidas el tamaño interior de cada lado mide 7 cm. En cuanto a la dimensión exterior, no debe exceder de los 30 cm.
  • La altura de las patas del triángulo han de medir 5 cm.
  • Tendrá que cumplir con la homologación E9 27R 03 216.

¿Qué función tienen los triángulos de preseñalización?

Su misión es alertar al resto de conductores sobre una situación que puede ser peligrosa. De ahí que hay que utilizarlos en cualquier tipo de circunstancia que obligue a un conductor a detener su vehículo. Por ejemplo: un accidente o una avería.

¿Es siempre obligatorio llevar los triángulos?

En turismos, furgonetas (vehículos mixtos) y camiones es obligatorio llevar los triángulos. No obstante, no lo es en el caso de las motos.

¿Cómo han de colocarse los triángulos?

Estos han de ponerse perpendicularmente a la dirección de la marcha. Así, si se se conduce en una carretera de doble sentido habrá que colocar un triángulo delante y otro detrás a una distancia de 50 metros. De este modo serán visibles a 100 metros de distancia. En cambio, en autopistas y autovías, sólo será necesario poner un triángulo detrás, también a 50 metros del vehículo.

En un cambio de rasante, el triángulo de emergencia se ha de ubicar justo antes del cambio de rasante para asegurar que la señal esté visible a 100 metros de distancia. Del mismo modo, en las curvas habrá que colocarlo antes de la curva. Lo mismo sucede con los obstáculos, habrá que situar el triángulo antes de ese obstáculo para garantizar que va a ser visible por parte del resto de conductores que se vayan a aproximar al vehículo detenido.

Eso sí, en cualquier caso, no hay que olvidar que antes de proceder a colocar los triángulos hay que vestirse primero el chaleco reflectante.

Desaparición de los triángulos

Por otro lado, dentro de unos años está previsto que los triángulos sean sustituidos por una preseñalización luminosa para indicar avería o accidente. Esta medida es una de las previsiones que tiene la Dirección General de Tráfico por el peligro que supone que una persona baje del coche y coloque los triángulos, con el objetivo de evitar posibles atropellos.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h