Glosario de términos

Garantía

La garantía es el compromiso de un fabricante para reparar de manera gratuita cualquier tipo de avería que pueda haber en el vehículo en un plazo determinado de tiempo. Suele traer letra pequeña que hay que leer con atención, con el fin de evitar posibles sorpresas desagradables.

Cuando vamos a comprar un coche nuevo, uno de los requisitos a los que hay que prestar especial atención es a la garantía. Las marcas suelen ofrecer como atractivo, una buena garantía, pero antes debes conocer bien qué es una garantía, qué es lo que ofrece, y lo más importante, qué va a cubrir dicha garantía.

Tipos de garantía

Existen dos tipos de garantía: la legal y la de la marca o comercial. Ambas son compatibles entre sí. 

Garantía legal

La garantía legal es la que todo fabricante está obligado a ofrecer. Está regulada por el Real Decreto Legislativo 1/2007 y cubre como mínimo los dos primeros años del coche, desde que se matricula y no hay límite de kilometraje. Esta garantía cubre todos los defectos de fabricación o cualquier reparación de avería, ya sea mecánica o de tipo eléctrica-electrónica. 

Esta garantía cubre tanto la mano de obra de la reparación como las piezas a cambiar. Si hubiera algún desgaste de piezas que se produjera de forma irregular por algún defecto del vehículo y este deterioro no fuese lógico, también se incluirían. Por el contrario, no se incluyen aquellas que estén ligadas o provocadas por el desgaste normal o por una falta de mantenimiento (cristales, pastillas de freno, discos de freno, neumáticos, aceite o los filtros).

En el caso de que el vehículo tuviera defectos de fábrica, el propietario tiene seis meses de plazo desde la entrega, para comunicárselo al vendedor y reclamar dicha reparación. Si se hubiesen pasado esos 6 meses, habrá que demostrar que tales defectos son de fábrica mediante un informe pericial. Cabe señalar que todas estas reparaciones también tienen su garantía de seis meses, desde la entrega del coche reparado.

Garantía comercial

La garantía comercial suele ofrecerse adicionalmente a la legal, pero en esta sí se tiene en cuenta el kilometraje y, por lo general, es superior a la que marca la ley. Este tipo de garantías suelen ser sobre la corrosión de la carrocería, o el vehículo en general, aunque para los coches híbridos difiere un poco añadiendo elementos como el sistema eléctrico.

Esta extensión de garantía que se paga cuando compramos el coche, es muy recomendable para aquellas personas que suelen hacer muchos desplazamientos. La duración de estas coberturas va desde los 3 hasta los 7 años, dependiendo de la marca. Lo que cubra dependerá de lo firmado en el contrato. Cabe recordar que antes de firmar dicho contrato hay que revisar en detalle cuáles son las condiciones y leer la letra pequeña.

En caso de limitaciones de kilometraje, conviene tener en cuenta que los dos primeros años siempre están cubiertos por completo y sin kilometraje por la garantía legal u obligatoria. La garantía comercial puede añadir más servicios o complementar a la legal, pero no sustituirla por coberturas de menor rango.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h