GLosario de términos

Transmisión manual

Los vehículos de transmisión manual, o también conocidos como transmisión mecánica, disponen de una caja de cambios que el conductor debe manipular para cambiar de velocidad.

A diferencia de un vehículo automático, que solo requiere el uso de dos pedales, este tipo de coche requiere coordinar los pies para pisar el embrague y cambiar la marcha del motor para así aumentar o disminuir la velocidad.

El motor de un coche mantiene las revoluciones de manera constante, es la transmisión la encargada de variar la velocidad de las ruedas, siendo accionada por el conductor a través de la palanca de cambios del vehículo.

Cómo funciona la transmisión manual

Este tipo de vehículos se caracteriza por tener tres pedales: embrague, freno y acelerador. 

Su lógica se basa en el cambio de engranajes para ir introduciendo las diferentes marchas. El eje de entrada recibe la fuerza del motor, luego pasa por el eje intermedio y sale por el eje de salida. Esto requiere de la acción del conductor, quien maneja el embrague para desacoplar el giro de motor con la palanca de cambios del vehículo.

La transmisión manual es un mecanismo simple, duradero y fácil de reparar, ya que consiste en engranajes que actúan a distintas velocidades sobre los ejes. Sin embargo, conducir este tipo de vehículo requiere de cierta coordinación, ya que si pisas el embrague muy despacio y cambias de marcha de manera anticipada, puedes causar que se desgaste de forma rápida. 

Ventajas de los vehículos de transmisión manual

Se dice que conducir un vehículo con una transmisión manual es más complicado y requiere una mayor destreza, pero sus ventajas principales son:

  • Los vehículos de transmisión manual son menos costosos que los de transmisión automática.
  • Mayor capacidad de transporte de cargas pesadas y mayor potencia en subidas.
  • Mayor precisión, ya que el conductor tiene el control sobre el coche y la velocidad.
  • Mayor conexión entre el vehículo y el usuario, este es el mayor atractivo, ya que el usuario actúa sobre los engranajes de la caja de cambios del coche.
  • Es más fácil hacer que el vehículo se detenga, usando para ello la inercia del motor.
  • Son transmisiones más fáciles de reparar, con unos costes muy inferiores a los de las transmisiones automáticas.

Desventajas de los vehículos de transmisión manual

Ahora bien, la transmisión manual también tiene unos cuantos contras:

  • Con la popularidad creciente de los coches eléctricos y la búsqueda de vehículos de mayor autonomía, estos coche de transmisión manual irán desapareciendo.
  • La conducción es menos cómoda, ya que el conductor debe estar pendiente del cambio de marchas, aunque un conductor experimentado ya lo hace de manera instintiva.
  • Sufren averías con mayor frecuencia, en especial por su estructura y porque se usan muchas veces de manera inadecuada.
top